Política

Viteri y Gobierno Nacional nuevamente enfrentados por la inseguridad en Guayaquil

En un video, la alcaldesa de Guayaquil, pidió al presidente Lasso que "deje de hablar y actúe".


31 may 2022 , 10:29

Tanto el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, como el gobernador del Guayas, Pablo Arosemena, rechazaron las declaraciones de la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, quien este lunes 30 de mayo reiteró que ella no tiene mando sobre la Policía Nacional o las Fuerzas Armadas, e increpó al presidente de la República, Guillermo Lasso, por la "reacciones tibias, indolentes y desorientradas" para enfrentar la delincuencia.

"Ecuatorianos, tengan claro que el único que manda a la Policía, al Ejército, a la Marina, a la Aviación, el control de armas, fronteras y aguas, el ingreso al país y las cárceles (son competencia) del Gobierno Central", dijo Viteri en un video difundido en canales de TV y plataformas digitales.

"Ni yo ni ningún alcalde o prefecto tiene la fuerza pública bajo su mando ni sigue nuestras órdenes", acotó la funcionaria.

La semana pasada la alcaldesa de Guayaquil anunció que buscará la reelección en 2023.
La semana pasada la alcaldesa de Guayaquil anunció que buscará la reelección en 2023. ( )

Arosemena le respondió a la alcaldesa señalando que los ciudadanos "no merecen más confrontación entre autoridades" e indicó que "hacer campaña con el dolor ciudadano no es correcto".

En ese mismo sentido, Jiménez respaldó al gobernador. En su cuenta de Twitter escribió que la delincuencia se enfrenta con "actitud responsable, no demagógica".

Viteri, quien buscará en 2023 un nuevo período al frente del Municipio de Guayaquil, ya ha confrontado a Arosemena por el tema de la inseguridad en el Puerto Principal, la ciudad más violenta de Ecuador.

Hace un mes, la discusión se centró en los vehículos que había entregado el Cabildo porteño a la Policía Nacional para patrullar la ciudad.

Destacó a Bukele

Anoche, durante su alocución, la alcaldesa destacó las acciones tomadas por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

En el país centroamericano rige un estado de excepción desde hace casi dos meses debido a la violencia atribuida a las pandillas.

La política antidelincuecial aplicada por Bukele desde finales de marzo, que busca sobre todo reducir la cifra de homicidios en esa nación, ha sido aplaudida, pero también cuestionada por organismos internacionales.

"Hay países como El Salvador, cuyo presidente, pese a las protestas de los representantes de los Derechos Humanos que protegían a los delincuentes y no a las víctimas, los dejó sin comida, sin salir al sol y les declaró la guerra. Atrapan a miles permanentemente", aseveró Viteri.

"Dejó de temblar y actuó con valor y carácter. Aquí no lo tenemos", agregó.

Las detenciones masivas ha sido la principal apuesta del Ejecutivo salvadoreño durante el estado de excepción, pero hasta el momento se desconoce si el Gobierno trabaja en un plan que incluya medidas para una solución de fondo a dicho fenómeno.

Muertes violentas

Hasta el sábado 28 de mayo, la cifra de muertes violentas se cifraba en 568, en la Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán). La mayoría de los crímenes ocurrieron en el Puerto Principal.

Desde el pasado 29 de abril, en un intento por reducir la criminalidad, rige un estado de excepción en tres provincias: Guayas, Manabí y Esmeraldas.

La disposición incluye un toque de queda en cuatro parroquias pertenecientes a Durán, Guayaquil y el cantón Esmeraldas.

Viteri ha calificado esta medida como "insuficiente". Para ella, el Gobierno Nacional está "experimentado" con la seguridad en Guayaquil y ello es mortal.

Dos personas fueron asesinadas y una tercera resultó herida este lunes 30 de mayo, en la Juan Montalvo, norte de Guayaquil,
Dos personas fueron asesinadas y una tercera resultó herida este lunes 30 de mayo, en la Juan Montalvo, norte de Guayaquil, ( )

Por otra parte, Viteri instó a Lasso a que "asuma su calidad de presidente". "Deje de hablar y actúe", agregó.

Aseguró que si ella tuviera a su mando la Policía, el Ejército, la Marina, las leyes, el control de armas, despedir a jueces y fiscales, "otro sería el cantar". "Con recursos suficientes les enseñaría cómo blindar una ciudad", dijo.

A la par, recalcó que ella no tiene autoridad directa sobre la fuerza pública y se basó en el artículo 261 de la Constitución, que señala que una competencia exclusiva del Estado es la defensa nacional, el orden público y la protección interna.

No obstante, el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (COOTAD) precisa que una de las atribuciones de los alcaldes es coordinar la formulación y ejecución de políticas sobre prevención, protección, seguridad y convivencia ciudadana.

Mientras que el literal P del artículo 60 del mismo COOTAD, establece que los alcaldes pueden "dictar, en caso de emergencia grave, bajo su responsabilidad, medidas de carácter urgente y transitorio y dar cuenta de ellas al Concejo Cantonal".

Estas políticas deben coordinarse con la Policía Nacional, la comunidad y otros organismos relacionados con la seguridad.