Ecuador

Habitantes de parroquia Buenos Aires ponen resistencia contra minería

Los ciudadanos también se opusieron a trabajadores de la empresa Hanrine.


05 may 2021 , 22:23

Un grupo de habitantes de la parroquia la Merced de Buenos Aires, del cantón Urcuquí, se acogió al derecho a la resistencia. Rechazan todo tipo de actividad minera en su territorio. Por ello, desde el 20 de abril, vigilan día y noche la vía de ingreso a la localidad. No permiten el paso de maquinaria ni de personas extrañas.

"Por el motivo de que en la población ya sabemos lo que genera la violencia de una minería ilegal", dijo Gabriela Fraga, del Frente Antiminero.

"Aquí somos todo el pueblo en una sola decisión. Queremos es nada, cero minería, que nos dejen vivir en paz", afirmó Lucía Muñoz, habitante parroquia Buenos Aires.

Advierten que cualquier actividad minera en la zona tendría un grave impacto ambiental. Además, aseguran que no se ha realizado la consulta previa, libre e informada, requisito necesario antes del inicio de un proceso de exploración o explotación minera.

"Han impedido el paso de la empresa Hanrine, al Imba que según ellos tienen adjudicado" explicó Alexandra Benavidez, presidenta de la parroquia.

Y frente a la resistencia de Buenos Aires, unos 300 trabajadores de la empresa minera Hanrine, provenientes de distintos puntos del país, se concentraron. Exigen ingresar al área concesionada.

"En la cual ya estuvimos trabajando en el año 2020. Lastimosamente fuimos agredidos por los pobladores, nuestro campamento fue incendiado, fue dañada la estructura, la maquinaria", reveló Segundo Carrasco, supervisor de operaciones de Hanrine.

Gabriela Jaramillo, gobernadora de Imbabura, afirma que la empresa minera sí cuenta con la concesión para exploración.

"Nosotros emplazamos a los dos grupos, que se encuentran en el área de conflicto, para que se establezcan las mesas de diálogo a fin de que se pueda dar una solución a esta problemática", aclaró Jaramillo .

Por su parte, Tayron Vega, alcalde de Urcuquí, cree que la situación que se vive en el ingreso a la parroquia Buenos Aires es peligrosa y puede terminar con un enfrentamiento. Por tanto propone un referendo en la localidad.

"Que se hagan los procesos que están establecidos para la explotación minera", indicó Vega.

Mientras tanto, la minería ilegal recupera terreno cerca de los yacimientos de oro de Buenos Aires, de donde fueron expulsadas cerca de 10 mil personas, hace dos años.