Lo Nuevo en Ecuavisa

Suicidios en prisión: otra deuda del sistema carcelario en Ecuador

En lo que va de 2021 al menos 19 reos se han quitado la vida.


05 oct 2021 , 20:57

La crisis carcelaria en el país ha tocado fondo. Los males del sistema abrazan la sobrepoblación, la falta de personal, la violencia agudizada, y la lista puede continuar.

Sin embargo, poco se habla sobre el acceso a los servicios básicos de salud mental dentro de las instituciones penitenciarias. De hecho, el eje de rehabilitación psicológica, según organizaciones dedicadas a defender y promover los derechos de personas en contextos de encierro, es casi inexistente.

Las cifras dan pistas de la problemática, hasta septiembre de 2021 según la DINASED, se han registrado 19 suicidios. Mientras que, en el año anterior 27 privados de libertad se quitaron la vida.

Las personas que ingresan a los Centros de Privación de Libertad se encuentran bajo la tutela del Estado.
Las personas que ingresan a los Centros de Privación de Libertad se encuentran bajo la tutela del Estado. ( )

Este jueves 14 de octubre, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI), informó de el presunto suicidio de cuatro reos que se encontraban en el Pabellón 8 en la Penitenciaría del Litoral. Hace menos de un mes, el pasado 11 de septiembre, en cambio en el Centro de Rehabilitación Bellavista, en Santo Domingo, dos reos fueron hallados sin vida. Las autoridades lo registraron como presuntos suicidios.

Para Emilio Salao Sterck, psicólogo clínico que ha trabajado con privados de libertad y forma parte de la Alianza contra las Prisiones, señala que a la problemática del suicido dentro de las cárceles se le ha dado la espalda "es una realidad que no ha sido tratada con suficiente seriedad, se ha contabilizado, pero el tratamiento de la depresión dentro del sistema penitenciario no se ha tratado".

A ello se suman las dudas ¿cómo saber si la muerte fue en verdad un suicidio? Vianca Gavilanes, abogada y coordinadora de gestión de la Fundación Dignidad, expone que "a nivel penal muy pocos casos de suicidio en general se investigan y en prisión no llegan a Fiscalía nunca a investigarse, y queda un subregistro, absolutamente nadie se hace responsable de estos casos", resalta.

La otra prisión

Bajo las condiciones dramáticas que vive la población carcelaria, expone Gavilanes, los reclusos son un grupo de alto riesgo y en constante vulneración psicológica.

Por ello, desde la fundación han impulsado dos Hábeas Corpus para que puedan acceder a este servicio de salud, pero a pesar de un dictamen favorable del juez no se ha cumplido "lo que señala el centro es que no tienen los suficientes funcionarios para poder cumplir la disposición judicial, lo cual es preocupante teniendo en cuenta que es un eje importante para la rehabilitación".

Es que en 13 años, la población penitenciaria nacional ha tenido un incremento de 194%. En ese sentido, Salao urge reducir el hacinamiento para poder brindar atención médica apropiada, y añade que en condiciones actuales debería existir al menos un psicólogo por cada 20 reos.

Asimismo, para el experto otro de los factores que agudiza los riesgos psicosociales es la falta de sentencia. A mayo de 2021, el 38,85% de los PPL tiene orden de prisión preventiva.

De hecho, la secretaria de Derechos Humanos, Bernarda Ordóñez, reveló el miércoles, que más del 75 % de los reclusos del pabellón donde fue la masacre no tenían sentencia ejecutoriada.

En ese sentido, según datos de la OMS los detenidos en espera de juicio tienen una tasa de intentos suicidas de aproximadamente 7.5 veces más alta con respecto a la población general fuera de prisión.

Otro de los factores que no permiten dimensionar la problemática es la falta de datos sistematizados. Salao cita a los informes emitidos por el Ministerio de Salud donde se expone que de los 33 centros penitenciarios en el país "el 90% reporta tener un espacio psicológico o un equipo encargado". Pero es difuso determinar qué tipo de atención reciben, "hasta 2018 se reportaba que 47.859 personas en atenciones sin diferenciar si era acompañamiento psicológico, seguimiento puntual o monitoreo".

Este medio consultó al Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), sobre los programas de apoyo de salud mental para prevenir los suicidios, pero hasta la publicación de este reportaje no hubo respuesta.

Los hechos violentos en la Penitenciaría del Litoral dejaron 118 fallecidos.
Los hechos violentos en la Penitenciaría del Litoral dejaron 118 fallecidos. ( )

Las acciones no trascienden el papel

En la primera masacre carcelaria ocurrida en febrero, recuerda Gavilanes, una sentencia determinó que los familiares y sobrevivientes debían recibir asistencia psicológica, pero "no se cumplió, tenemos sentencia tras sentencia que quedan solo en papel".

Los últimos hechos violentos en la Penitenciaría del Litoral dejaron 118 fallecidos, para los reos que quedaron con vida, Salao urge a las autoridades que los sobrevivientes reciban "una psicoterapia a largo plazo, no es solo una sesión, en una situación extrema se debe incorporar a profesionales que los puedan atender".

Así, a pesar de que las personas en los Centros de Privación de Libertad se encuentran bajo responsabilidad total del Estado, las garantías de vida en las cárceles de Ecuador son inciertas, un sistema que está lejos de ofrecer la rehabilitación social ansiada.

*Nota aclaratoria

Este reportaje fue actualizado a las 12:20, del 14 de octubre de 2021, con la noticia de los cuatro supuestos suicidios en la Penitenciaría del Litoral.