Lo nuevo en Ecuavisa

Organizaciones narcodelictivas complican el cese del crimen en Manabí

En lo que va del año, alrededor de 150 personas han sido asesinadas en la provincia


25 may 2022 , 10:11

Manabí es una de las tres provincias que, desde el pasado 29 de abril de 2022, se encuentra bajo el estado de excepción. Una medida decretada por el Gobierno para frenar la criminalidad que azota las calles.

Pero las muertes violentas no han parado. El pasado 18 de mayo, un agente de inteligencia naval fue asesinado en Manta; Armada informó que el occiso había logrado obtener "resultados positivos en la lucha contra el narcotráfico", por lo que se presume que el hecho responde a represalias del crimen organizado. Tan solo ocho días después, este miércoles 25 de mayo, en la misma ciudad, una fiscal y un hombre también fueron asesinados.

Con estas muertes, ya se contabilizan 152 asesinatos en Manabí, un claro aumento, si se compara con el mismo periodo durante 2021, cuando fueron 77 asesinatos. Es decir, un aumento del 97%.

Una fiscal y un hombre fueron asesinados alrededor de las 08:00 de este miércoles 25 de mayo en Manta, provincia de Manabí.
Una fiscal y un hombre fueron asesinados alrededor de las 08:00 de este miércoles 25 de mayo en Manta, provincia de Manabí. ( )

¿Por qué Manabí es una zona clave?

Su ubicación geográfica es la principal razón por la que organizaciones narcodelictivas buscan el control del perfil costanero de Manabí. Es que desde allí se envía el 35% de la producción de cocaína que ingresa por Colombia, asegura Mario Pazmiño, consultor en temas de seguridad y defensa. "Sale por dos vías (la droga), la una por el puerto de Manta y la otra, por contaminación de carga en alta mar, eso es parte del accionar de las lanchas rápidas que cargan droga", explica.

El puerto es un blanco al estar ubicado cerca de Esmeraldas, provincia que cumple un rol clave en la entrada de la droga a Ecuador. Con ello concuerda, Rafael Pérez, comandante de la Zona 4 de la Policía, "por la situación geográfica mismo, estamos en un puerto, donde tenemos más de 300 kilómetros de playas que lindan con Esmeraldas y Santa Elena".

Por el Puerto de Manta sale el 35% de la producción de cocaína que ingresa por Colombia.
Por el Puerto de Manta sale el 35% de la producción de cocaína que ingresa por Colombia. ( )

Los Choneros aún dominan su provincia natal

El jefe policial expone que en la provincia se han identificado a "dos organizaciones fuertes acá (una de ellas los Choneros) y la parte contraria de este grupo delincuencial (los Lobos y Lagartos)".

Es que desde los años 90, en Manabí, los Choneros comenzaron a tener presencia delictiva, dedicándose a los asaltos y sicariatos, "es histórico, acá, que las principales organizaciones criminales se han formado o se han estructurado en Manabí", reconoce Pérez.

Así, los Choneros fueron mutando de megabanda a convertirse en un microcartel y su presencia continúa siendo dominante en la provincia, explica Pazmiño, "Manabí y parte de Los Ríos son zona chonera, ellos tienen mayor influencia".

Pero en la provincia también operan organizaciones contrarias como los Lobos y los Tiguerones. Ambas están respaldadas por el cartel Jalisco Nueva Generación. Y los Choneros por el cartel de Sinaloa.

En ese sentido, Pérez destaca que “la delincuencia organizada que opera acá, no son solo ciudadanos nacionales también extranjeros”.

Al igual como sucede en El Oro, Esmeraldas y en Guayas, estas organizaciones narcodelictivas trabajan a su vez con bandas locales que realizan otras acciones, como: el robo de vehículos, el robo de motocicletas, extorsiones, y el tráfico de armas.

"Acá es donde se organizan y en otros territorios es donde van a realizar las actividades operativas", describe el funcionario. De hecho, 48 bandas han sido desarticuladas en lo que va del año en Manabí, “en su mayoría forman parte del narcotráfico tanto a nivel de tráfico interno como internacional".

El jefe policial también expone que la presencia de estas organizaciones ha provocado que "este cuatrimestre tenemos el incremento de muertes violentas y el uso de arma de fuego".

Desde enero hasta mayo de 2022 se ha incautado 226 armas y 1.174 personas han sido detenidas en la provincia.

¿Ha funcionado el estado de excepción?

El estado de excepción supone mayor presencia policial y militar en estas jurisdicciones. Según Pérez la medida ha servido, cita como ejemplo a Pedernales, donde hace un mes había 21 muertes violentas registradas, por eso, dice, "fue un territorio priorizado dentro del estado de excepción y durante este mes ha habido una muerte violenta, una reducción significativa".

Para Pazmiño se deben aplicar dos acciones en la provincia. Por un lado, insiste en la creación de la Fuerza de Tarea Conjunta del Litoral ecuatoriano, con sede en Manabí que, como un contingente contra el narcotráfico.

Además, propone Pazmiño, si los puertos son los principales puntos de distribución de la droga, estos deben estar militarizados de forma temporal, "ahí vamos a reducir la incidencia, la presencia o el accionar de los grupos narcodelictivos en la zona".

En estos días se va incorporar nuevos policías que se están por graduarse en Quito en Guayaquil, adelanta Pérez, y agrega que en la provincia se realizan acciones coordinadas, “desde la Policía, la Fiscalía, la Judicatura y llamamos a la ciudadanía a denunciar los hechos de violencia”.