Política

La oposición gana terreno en la Comisión de Fiscalización

La salida de Fernando Villavicencio de la Comisión de Fiscalización deja en el limbo esa mesa legislativa.


29 sep 2022 , 16:54

El asambleísta Fernando Villavicencio anunció su renuncia a la presidencia de la Comisión de Fiscalización, y con esa decisión queda en el limbo quién presidirá esa mesa legislativa.

"Yo he tomado el día de hoy la decisión de renunciar a la presidencia de la Comisión de Fiscalización para que vengan ellos a hacer el trabajo sucio", dijo Villavicencio ayer, miércoles, 28 de septiembre de 2022.

La decisión del asambleísta se desprende de que el Consejo de Administración Legislativa (CAL) aceptó a trámite una denuncia presentada por Ronny Aleaga, de UNES, por supuestas expresiones ofensivas y discriminatorias.

Tras su renuncia, la vicepresidenta de la Comisión, Ana Belén Cordero, asumiría la Presidencia temporalmente y en un plazo de ocho días debería convocar a sesión para la elección del nuevo presidente.

La mayoría de la Comisión de Fiscalización depende de los independientes

Hay 15 comisiones legislativas en la Asamblea Nacional. Cuando se conformó este Parlamento, al menos 10 tenían una mayoría favorable para el oficialismo. Con el cambio en el mapa político, también se reconfiguraron las comisiones.

En la Comisión de Fiscalización hay tres asambleístas de UNES: Gabriela Molina, Roberto Cuero y Comps Córdova. Bruno Segovia es de Pachakutik; Pedro Velasco y Ana Belén Cordero de Creo; Pablo Muentes del Partido Social Cristiano (PSC); y Marco Troya y Fernando Villavicencio son independientes.

Lea: Comisión de Fiscalización aprobó informe sobre la preventa

Cuando había una alianza entre Creo y Pachakutik, con los independientes se completaba la mayoría; pero en las últimas votaciones se ha virado la tendencia.

Por ejemplo, al pronunciarse sobre el informe de juicio político contra el Consejo de la Judicatura, no llegaron a un acuerdo. La mayoría se acentúo este 29 de septiembre cuando rechazaron el informe sobre Coca Codo Sinclair e Ina Papers, impulsado por Villavicencio.

La importancia de la Comisión de Fiscalización se desprende de que en esa mesa legislativa se define si recomiendan o no la censura y destitución de los funcionarios.