Política

Grupos de trabajadores se movilizan hoy en contra del Gobierno

Sindicalistas se manifiestan en Quito y Guayaquil


23 mar 2022 , 06:50

Las organizaciones laborales, sindicales y populares se auto convocaron este miércoles 23 de marzo del 2022 para las movilizaciones en contra del Gobierno. Se oponen a la Ley Tributaria, la venta del Banco del Pacífico, al incremento mensual de la gasolina súper, al proyecto de Ley de Inversiones que se tramita en la Asamblea, entre otros.

En Quito, la concentración será en los exteriores del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en la avenida 10 de Agosto y Bogotá, a partir de las 16:00. Otro punto de encuentro será en el parque Centenario, en Guayaquil, a la misma hora. Para los dirigentes de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitaria de Trabajadores (Cedocut), también se busca defender al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y garantizar el presupuesto para salud y educación.

Edwin Bedoya, presidente de ese gremio, manifestó que la situación que vive el país con las leyes que impulsa el Gobierno en la Legislatura van a terminar con el presupuesto para salud y educación. También fomentan la privatización de áreas estratégicas que generan recursos para el presupuesto del Estado.

Los dirigentes consideran que la movilización es necesaria. Hicieron un llamado para cuidar el patrimonio del Estado. José Chusín, representante de los trabajadores municipales de Quito, ratificó el derecho a la resistencia. A su juicio, cuando las autoridades gubernamentales no garantizan el trabajo y el salario de los trabajadores se ejerce la movilización. “Le decimos al Gobierno que en el país se requiere un solo Código Laboral, no lo que plantean con las leyes de Oportunidades y Justicia Laboral, eso ha llevado a la precarización y explotación en el Ecuador”.

Solicitó que ya no haya más despidos y que se generen empleos con derechos, no bajo esquemas de precarización. Luis Guevara, dirigente del Comité de la Empresa Eléctrica Quito, pidió la eliminación de los decretos ejecutivos 238 y 239 con los que se privatizará y concesionará de los sectores estratégicos. “No queremos convertirnos en la Argentina de años pasados. Por eso convocamos a todas las organizaciones del país”.