Ecuador

En Latacunga será sepultado el militar que murió en Shushufindi en un ataque a un convoy

El cadáver fue llevado a la parroquia Alaquez, en Latacunga.


29 jun 2022 , 07:18

La tarde de este martes 28 de junio arribó al aeropuerto de Cotopaxi el cuerpo del sargento primero del Ejército Ecuatoriano, José Chimarro, quien murió en Shushufindi, provincia de Sucumbíos, cuando un grupo de manifestantes atacó un convoy que transportaba combustible.

El féretro fue trasladado hasta la Brigada de Fuerzas Especiales Patria, en Latacunga, donde recibió honores por parte de militares, amigos y familiares.

La esposa de Chimarro, Patricia Heredia, estuvo presente en esta ceremonia fúnebre. Dijo que minutos antes de que su cónyuge saliera al operativo pudo conversar vía telefónica con él.

"Lo único que yo le dije fue: 'mijo, te vas para allá, son personas como nosotros. Si es que vas a trabajar, haz tu trabajo, pero evita que haya violencia. Aquí te esperamos'", señaló Heredia.

"Me dijo: 'sí mija, quizá ya acabe esto. Ya van a dialogar para regresar a la casa y compartir'", acotó la mujer.

Los familiares pidieron que la muerte del militar se esclarezca y se busque a los responsables.

El cadáver permaneció dos horas en el reparto militar y luego fue llevado a la parroquia Alaquez, en Latacunga, para ser velado en su hogar y posteriormente sepultado en el cementerio de la zona.

El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Nelson Proaño, tildó de "acto terrorista" al ataque este martes al convoy que transportaba combustible.

Proaño dijo que debido a las movilizaciones indígenas, que han afectado el normal abastecimiento de combustible, las Fuerzas Armadas, en coordinación con la Policía Nacional y la empresa pública Petroecuador articularon "el traslado de 17 tanqueros de diésel desde Shushufindi hasta el bloque petrolero ITT para mantener la producción del sistema hidrocarburífero y evitar su colapso".

En este ataque, otros doce uniformados de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional resultaron heridos, según relató el presidente de la República, Guillermo Lasso.

Según los registros del Gobierno Nacional, Chimarro sería el cuarto fallecido directo en estos 17 días de manifestaciones. El régimen ha señalado que otras dos muertes vinculadas con las protestas fueron "accidentales", aunque para organizaciones de derechos humanos éstas también cuentan.