Ecuador

Quito: ¿en qué rutas los buses alimentadores cometen más infracciones?

La Empresa de Pasajeros del Municipio ha emitido más de 5 200 sanciones hasta el 31 de agosto del 2022​​​​


22 sep 2022 , 11:46

Hasta el 31 de agosto del presente año, la Coordinación de Fiscalización de la Empresa de Pasajeros de Quito ha emitido más de 5 200 sanciones a los buses, de diferentes cooperativas, que prestan el servicio como alimentadores del sistema integrado de transporte municipal. Este es un servicio adicional que se proporciona a las operadoras de transporte privado.

La Coordinación controla el funcionamiento del sistema integrado y emite sanciones por faltas de tipo operacional y de recaudo. Entre las de tipo operativo están no cumplir la programación, retrasos y desfaces de las unidades, desvíos de la ruta no autorizados, no contar con documentos habilitantes para la circulación. Las de tipo recaudo son la no entrega de boletos a los usuarios, la reventa y reutilización de boletos, mala aplicación de la tarifa, etc.

La emisión de las penalidades -según, Mauricio Tayupanta, coordinador de Fiscalización- se hace con base base en el Procedimiento de Fiscalización de las Unidades Alimentadoras en Terminales y Rutas con el cual se identifican las faltas atentatorias, graves y leves, así como las multas.

Por ejemplo, por falta atentatoria se debe cancelar 79 dólares, por las graves 53 y por los leves 26. “Los 50 fiscalizadores con que cuenta la empresa trabajan todos los días en la identificación de las faltas”, comentó el funcionario.

Lea más:

Quito: articulados del Corredor Central Norte se reemplazarán con buses convencionales

Zonas más conflictivas

Las rutas con mayor número de infracciones son Comité del Pueblo-Terminal-El Labrador, Carapungo-Eloy Alfaro-Río Coca, Llano Chico-Terminal Río Coca, Manuelita Sáenz-Santospamba-Terminal Quitumbe.

Las infracciones que más se cometen son no cumplir con la programación operativa, incumplir órdenes e instrucciones operacionales, no entrega de boletos, reventa y reutilización de boletos, retrasos y desfases en programación operativa.

Danilo Rodríguez, gerente general de la Empresa de Pasajeros, sostuvo que para imponer las multas se realiza un proceso complejo, en el que también se da la oportunidad a que los presuntos infractores o la cooperativa a la que pertenecen, presenten pruebas de descargo. Esto a fin de ser lo más justo posible.

“Fiscalización lleva un estricto control de las unidades alimentadoras para reducir los incumplimientos. Esto se evidencia en las multas que se han cobrado en lo que va del año. Todo se lo hace para mejorar del servicio que brindamos en las diferentes rutas”, dijo Rodríguez.

Lea más:

¿Cómo se adaptará el sistema de transporte público con las operaciones del Metro de Quito?