Ecuador

Quién era Álex Quiñónez, el deportista olímpico asesinado en Guayaquil

El velocista en 2019 ganó la medalla de bronce, al llegar tercero, en el Campeonato Mundial de Atletismo, en Qatar.


23 oct 2021 , 07:45

Fue el hombre más rápido de Ecuador. Y de los más veloces del mundo. Álex Quiñónez, el deportista y padre, con tan solo 32 años fue asesinado el día de ayer en el noroeste de Guayaquil.

Una pérdida profunda para el atletismo ecuatoriano que, aunque no fue su primer amor deportivo, sería el que lo llevaría a estar entre los grandes del Olimpo.

Primeros pasos

La historia de Quiñónez en el deporte surge luego de una apuesta entre su entrenador de fútbol y él, “comenzó por medio de una apuesta yo estaba en la selección de fútbol, y veníamos terminando de hacer fútbol y entraban los de atletismo y yo le digo a mi entrenador ellos no corren nada, a toditos les gano”, contó el deportista en una entrevista con Ecuavisa en 2020.

El entrenador le respondió “¿Ah, sí?" Siguiente escena Quiñónez estaba en lo que sería su primera competencia contra el mejor atleta del colegio en Esmeraldas.

“Al último le gano, entonces el entrenador de atletismo viene y me dice Álex te toca entrar en atletismo ”. Ese día ganó una hamburguesa y una cola que, más tarde serían medallas y títulos.

Álex Olímpico

En el encuentro olímpico de Londres, en 2012, en los 200 metros planos no solo rompió récords nacionales, sino se ubicó en séptimo lugar en la final; compitiendo con grandes figuras como el velocista jamaiquino Usain Bolt.

A pesar de que en 2015 se alejó de las pistas, a su vuelta, el deporte lo recibió con los brazos abiertos. Los dos años de pausa no fueron un impedimento para que en 2019 sea medallista de oro en los Panamericanos, compita en la Diamond League y lograra la medalla de bronce, al llegar tercero, en el Campeonato Mundial de Atletismo, en Doha-Qatar.

“Fue uno de los mejores años y mejores regalos que tuve en toda mi vida”, expresó Quiñónez a Ecuavisa en el 2020.

Más retos. Este año el velocista no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 al ser sancionado por no actualizar las pruebas de doping. En su momento Quiñónez, señaló que se debió a un error en la plataforma. La sanción acabaría en 2022.

Vidas robadas

El asesinato de Quiñónez ocurre en pleno estado de excepción decretado por el presidente Guillermo Lasso, el pasado lunes 18 de octubre de 2021. Ante el hecho que ha consternado al país, el primer mandatario expresó que “quienes arrebatan la vida de los ecuatorianos no quedarán impunes. Actuaremos con contundencia”.

En esta provincia, en menos de 10 meses se contabilizan alrededor de 700 muertes violentas. Así, el “Guayaquil de mis dolores”, como muchos internautas han apodado a la ciudad tras la ola de violencia en las calles, duele una vez más.