Ecuador

"Nos falta María Belén Bernal"; así se vivió la manifestación tras conocerse el femicidio

Decenas de familiares, amigos, organizaciones feministas y ciudadanos indignados exigieron justicia tras el femicidio de María Belén Bernal.


21 sep 2022 , 20:18

"Nos falta María Belén", es la frase que se leía en las camisetas que llevaban los familiares de la víctima de femicidio, cuyo cadáver fue hallado en un bosque, luego de 10 días de desconocer su paradero.

Cerca de las 16:00, se hacía efectiva la convocatoria de Elizabeth Otavalo, la madre de María Belén Bernal, en los exteriores del Ministerio de Agricultura, ubicado entre la avenida Amazonas y la avenida Eloy Alfaro, en el norte de Quito.

Lea: Caso María Belén Bernal: ¿de quién es la culpa?

De a poco, decenas de personas se daban cita en el punto de encuentro, con carteles, pañuelos y vuvuzelas. Los gritos y consignas iban desde: "nadie se cansa por María Belén", hasta: "vivas nos queremos"; y el pedido era uno solo: justicia.

En la plaza habían algunos policías que se mantenían al margen, vigilando la marcha, principalmente mujeres. Los manifestantes, de a poco, se acercaron a los uniformados para enfrentarles y terminaron acorralándoles en la puerta principal de ese Ministerio.

Una de las personas que lideraba la marcha dio indicaciones: "nos agrupamos en filas de 12 personas y nos tomamos la Amazonas'". De a poco la multitud se fue congregando hacia esa importante avenida, y sin acompañamiento de los agentes metropolitanos de tránsito, cerraron la calle.

Avanzaron en dirección a la Comandancia de la Policía, ubicada a unas 10 cuadras hacia el norte. A la altura de la Avenida de la República, los familiares entrelazaron sus brazos y avanzaron; pocos metros más allá llegaron los abogados de la familia y también se integraron.

En los exteriores de la Comandancia no hubo policías esperando la manifestación, al menos no en los exteriores, algunos se asomaban en las escaleras de emergencia junto al edificio. Otros permanecían detrás de la puerta del garaje, algunos con sus mirada en el suelo y otros ignorando lo que sucedía en el exterior.

Impregnaron las palmas de sus manos, pintadas de rojo en el cristal del ingreso principal. En las gradas, el cartel de desaparecida de María Belén se desplegaba a lo largo de la acera con velas encendidas en su honor.

Los gritos por la desaparición de María Belén resonaron en Quito

El rostro del principal sospechoso, el teniente de la policía Gérman Cáceres, también estuvo presente en las pancartas que se repartieron a todos los presentes y a quienes transitaban por los alrededores; incluso se quemaron afiches con su foto.

La canción 'Vivir sin miedo', un himno del feminismo, se entonó en varias ocasiones, la conmoción llevaba a algunas mujeres a las lágrimas.

Lea: Ecuador busca al policía Germán Cáceres, sospechoso de matar a María Belén Bernal

Pero también a la rabia; cerca de las 21:00 rompieron el vidrio de la puerta con patazos y golpes y pocos minutos después se ubicaron los uniformados antimotines en la puerta para impedir el paso.

La familia agradeció a las personas que se encontraban en el lugar y pidió que no cesen los mensajes en redes sociales recordando a María Belén. Recordando su trayectoria. Recordando su femicidio.