Ecuador

COVID-19: Transporte intra e interprovincial pedirá certificado de vacunación desde el miércoles

Las autoridades advierten que entre esta y la próxima semana, Ecuador llegaría al pico de contagios de los últimos 12 meses.


10 ene 2022 , 12:57

La presentación del carné de vacunación anticovid-19 será obligatoria para acceder a servicios de transporte intraprovincial, interprovincial y turístico en Ecuador a partir de este miércoles para mayores de 5 años, anunciaron este lunes las autoridades.

La razón es el pico de contagios de covid-19 que se ha producido en el país después de las festividades de diciembre.

El presidente del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, Juan Zapata, explicó en rueda de prensa que en el documento podrá constar una o dos dosis de la vacuna mientras la población completa la pauta completa de inmunización.

Adrián Castro, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), aseguró que habrá controles aleatorios que llevará a cabo la entidad junto con efectivos de la Policía Nacional e inspectores municipales.

Las sanciones podrán alcanzar hasta los cuatro Salarios Básicos Unificados (SBU) que equivalen a 1.700 dólares y se aplicarán a las operadoras de transporte que no acaten la medida tanto en su personal como en los usuarios.

También las áreas de comercio para trabajadores y visitantes en las terminales terrestres serán controladas.

En el caso de que los documentos no sean legibles o los viajeros no los tengan a mano, las operadoras de transporte podrán solicitarlos en formato virtual.

Las autoridades detallaron que para los menores de entre 5 y 11 años el control del carné será a partir del 17 de enero, a fin de permitir que aquellos que aún no lo han hecho puedan recibir las dosis de la vacuna correspondientes.

Zapata llamó de forma paralela a los municipios a que regulen el transporte urbano con similares protocolos, además de vehículos institucionales y de rutas escolares.

PICO MÁS ALTO EN ECUADOR

Ecuador acumula 567.332 casos confirmados de contagios del virus desde que se inició la pandemia y un total de 33.709 fallecidos, pero la progresión de contagios en las últimas semanas es ya considerado por las autoridades el más alto desde que la covid-19 arribó al país en febrero de 2020.

La ministra de Salud Pública, Ximena Garzón, refirió que en la primera semana de enero se registraron 11.362 positivos y que la mayoría de ellos corresponden a personas que están entre los 20 y 49 años. La mortalidad se mantiene similar a la del final del año 2021, y representa 23 muertes en una semana.

La titular sanitaria volvió a insistir en que la positividad sigue aumentando y alcanza el 53 % en pruebas de antígenos y el 38 % en las PCR.

"Estamos en un brote pandémico y Ecuador no es el único", advirtió antes de vaticinar que la próxima semana será muy crítica para el país, pero "poco a poco la ómicron irá desplazando a la delta que es la que más afecta al país ahora".

De acuerdo con los datos presentados por el viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud, José Ruales, desde el 14 de diciembre que se reportó el primer caso de ómicron las cifras se han elevado y la ocupación hospitalaria asciende a 609 de 1.300 camas asignadas en hospitalización y a 304 de 473 en ucis a nivel nacional.

SUSPENDIDAS GUARDERÍAS PÚBLICAS

En la comparecencia también intervino la ministra de Educación, María Brown, quien ratificó la decisión de suspender esta semana las actividades presenciales en escuelas públicas, que amplió hoy a los servicios de primera infancia regulados por su cartera, que deberán acogerse a la medida y suspender el servicio del 10 al 16 de enero para que los docentes reciban la dosis de refuerzo.

En el caso de las guarderías particulares, municipales y fiscomisionales no tienen esa obligatoriedad de suspender las clases presenciales, aunque pueden acogerse a la disposición y ofrecer clases virtuales a los menores.

Los servicios de educación inicial de primera infancia con visitas domiciliarias han sido suspendidos por un reporte de docentes enfermos con el virus.

Brown recalcó que las directrices serán revisadas conforme evolucione la situación epidemiológica del país.