Ecuador

Consorcio franco-colombiano operará el Metro de Quito

El anuncio fue realizado la mañana de este viernes 15 de julio del 2022


15 jul 2022 , 11:45

La mañana de hoy, viernes 15 de julio del 2022, el Municipio informó que el consorcio franco-colombiano Transdev y Metro de Medellín fue el oferente seleccionado para las operaciones del Metro de Quito.

Así lo informó el alcalde Santiago Guarderas en un evento realizado en la estación San Francisco del Metro, ubicada en la plaza de Santo Domingo. La otra compañía oferente fue la brasileña Sao Paulo. "Se ha dado el seguimiento correspondiente para garantizar la transparencia del proceso de selección del oferente que pasa a la etapa precontractual de la operación del Metro de Quito".

El contrato será por seis años e incluye la operación, es decir, la explotación comercial del sistema de transporte, y otros servicios complementarios como limpieza y seguridad. "Con el anuncio de hoy, se dará paso a la etapa precontractual bajo el marco normativo de contratación pública nacional y asegurar la operación del Metro de Quito en diciembre de 2022", manifestó Efraín Bastidas, gerente general del Metro de Quito durante este mañana.

El proceso de selección tuvo la auditoría de Quito Honesto y la firma internacional Cost, así como organismos multilaterales de financiamiento y el directorio del Metro capitalino. "Cada fase ha sido pública y se ha difundido por los canales oficiales de la empresa".

Bastidas señaló que “después de 12 años de espera estamos viviendo un hito histórico porque por primera vez tenemos un oferente seleccionado cumpliendo una hoja de ruta técnica que fue programada desde el mes de noviembre del 2021”.

De su parte, Manuel González Caballero, observador internacional de CoST Infrastructure Transparency Initiative, mencionó que desde hace más de un mes se inició el proceso de acompañamiento, garantizando la implementación de buenas prácticas internacionales en las diferentes etapas del proceso, revisaron la documentación garantizando que se cumpla con los estándares de transparencia y accesibilidad para los ciudadanos.

El proceso de selección de la empresa operadora del Metro de Quito inició a finales de marzo de 2022, con la publicación de los pliegos del proceso y la invitación oficial a las empresas ferroviarias internacionales que mostraron interés en participar. El 22 de junio, la Empresa Pública Metropolitana del Metro recibió dos ofertas para el proceso de selección: el consorcio entre Metro de Medellín (Colombia) y Grupo Transdev (Francia) y, por otro lado, Metro de Sao Paulo.

El comité de evaluación calificó las ofertas recibidas para validar el cumplimiento de los parámetros técnicos y jurídicos establecidos en los pliegos y estableció el orden de prelación del proceso sobre la base de la oferta económica. Una vez concluida la calificación, inició la fase de negociación, que duró tres días, en los cuales se afinaron los detalles finales para preparar el anuncio del oferente seleccionado.

Proceso que tomó años

El Metro de Quito, cuya construcción comenzó en el 2013, y que estaba previsto que comenzara a rodar en mayo de 2019, tuvo en la elección de la operadora uno de los escollos más difíciles de superar en los últimos años.

De hecho, a inicios del año pasado, el exalcalde Jorge Yunda anunció una contratación directa para las operaciones y que se iba a realizar un concurso con empresas nacionales y extranjeras. Lo hizo tras la salida del entonces gerente del Metro, Edison Yanez. Luego indicó que la obra más emblemática de la capital estaría lista a finales de marzo del año anterior, lo cual no se cumplió.

Los concejales del DMQ cuestionaron ese anuncio, pues consideraban que el Concejo Metropolitano debe decidir el modelo de gestión y no el alcalde o el directorio de la Empresa Metro.

Tras la salida de Yanez, Andrea Flores fue designada gerente del Metro, pero permaneció en el cargo hasta el 24 de mayo del año anterior. En su carta de renuncia irrevocable, ella aseguró que no cederá a presiones políticas que impactarían en el cumplimiento del cronograma para la entrada en funcionamiento de la obra.

Los problemas políticos en el Municipio también le pasaron factura a la obra más emblemática en la historia de Quito. Rodrigo Torres fue elegido como gerente a finales de mayo, pero duró en el cargo hasta el 19 de julio del año anterior, justo cuando Guarderas asumió el cargo tras la remoción de Yunda.

No obstante, Yunda regresó a la Alcaldía y Allan Peñafiel estuvo como gerente encargado, pero renunció a finales de septiembre en medio de incertidumbre porque se desconocía hasta ese momento el modelo de gestión con el que operaría la obra.

Finalmente, el 22 de octubre, el Directorio de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (EPMMQ) designó a Efraín Bastidas como nuevo gerente del proyecto de transporte masivo de la capital.

Seis meses después se conoció la denuncia realizada por un medio digital español sobre supuestos pagos de sobornos de un consorcio español para hacerse con la adjudicación de un contrato de asesoramiento para la construcción del Metro de Quito.

A través de un comunicado publicado el 8 de abril del 2022, las autoridades del Metro rechazaron los “intentos para deslegitimar el proceso de selección de la empresa operadora internacional”.

Con la publicación ese portal digital - se indica en el documento- la opinión pública volcó su atención hacia el Metro, por la denuncia de una supuesta red de sobornos que data de hace casi 10 años, la cual sale a la luz “coincidencialmente” cuando hace apenas 15 días inició el proceso de selección de la empresa ferroviaria internacional que operará la Primera Línea, en el último trimestre de 2022.