Crónica roja

Niño de 8 años hospitalizado por abuso sexual en baño de una escuela en Guayaquil

Los hechos se conocieron el 10 de agosto cuando el niño presentó un malestar.


16 ago 2022 , 12:27

Un niño de ocho años se encuentra hospitalizado, luego de haber sido violado en el baño de un plantel, en Guayaquil. Su familia denunció el hecho y piden a las autoridades investigar a los directivos de la entidad por presuntamente ocultar información

Lea: Mujer fue abusada sexualmente por 4 sujetos tras salir de un centro comercial en Guayaquil

Una familia denuncia el dolor y el trauma que padece su hijo de 8 después de sufrir una violación en el baño de su escuela y donde también se educan colegiales.

Los hechos se conocieron el 10 de agosto cuando el niño presentó un malestar, y lo llevaron al Hospital Francisco de Ycaza Bustamente. Allí descubrieron que había sido abusado; y según los médicos, presentaba graves lesiones.

Lo que denuncian los padres del pequeño es que tanto la rectora del plantel como la maestra conocían el caso y no lo reportaron. Y que el agresor sería otro estudiante de la institución.

Lea: Violaciones sexuales en Ecuador, una realidad marcada por la impunidad

Este lunes representantes de los demás alumnos, se concentraron en la puertas de la unidad educativa y no enviaron a sus hijos a clases. Adriana, otra madre de un niño, indica que ella solicitó a la rectora se tome acciones en los baños, porque hace una semana, a su hijo lo habían encerrado en uno de los sanitarios.

Margarita Cruz, agente de Investigación de Delitos Sexuales, la Fiscalía y la Dinapen llegaron al centro de estudios, para notificar a los principales involucrados.

El jueves pasado, Ecuavisa solicitó una versión del caso al Ministerio de Educación y respondieron que están esperando información de parte del área técnica.

Lea: El caso del anestesista acusado de violar a una mujer durante una cesárea en Brasil

Las madres lo que piden a las autoridades es que estos casos no se demoren en ser atendidos y que los baños posean una vigilancia permanente.