Crónica roja

Mujer fue abusada sexualmente por 4 sujetos tras salir de un centro comercial en Guayaquil

La mujer tomó un taxi informal, cuando fue atacada por varios sujetos que se subieron al carro con la complicidad del conductor.


10 ago 2022 , 07:52

Una doctora fue brutalmente violada, luego de salir de un centro comercial en el norte de Guayaquil. La mujer tomó un taxi informal, cuando fue atacada por varios sujetos que se subieron al carro con la complicidad del conductor.

Lea: Violación en Quito, un caso que engrosa el millar de denuncias registradas en el contexto educativo

Mucho dolor e indignación es lo que siente la familia de una mujer a la que llamaremos Sofía. El sábado a las nueve de la noche, ella salió de un centro comercial, ubicado en la avenida Francisco de Orellana. La víctima tomó un taxi informal después de sacar dinero de un cajero.

En su denuncia en la Fiscalía, la doctora de origen venezolano, redacta que el chófer permitió que dos sujetos más se subieran al vehículo, a la altura del parque de la Kennedy. Ahí no sólo le robaron sus pertenencias, sino que empezó una ruta de humillación y sufrimiento, pues los tres delincuentes se turnaron para abusar sexualmente de ella, mientras circulaban por varios sectores; y luego recogieron a un cuarto agresor. Finalmente, la dejaron abandonada en la autopista Narcisa de Jesús Martillo.

Lea: Violaciones sexuales en Ecuador, una realidad marcada por la impunidad

Después de poner la denuncia en la Fiscalía, la Policía le indicó a la víctima que la investigaciones presentaban contratiempos porque cámaras de vigilancia de la Corporación de Seguridad Ciudadana de Guayaquil, frente al sitio de los hechos estaban inactivas.

Televistazo solicitó una entrevista a la corporación para hablar del tema, pero aún no hay respuesta. Sin embargo, la mañana del martes, mientras se terminaba esta cobertura, apareció un equipo en el sitio, para repararla.

Lea: El caso del anestesista acusado de violar a una mujer durante una cesárea en Brasil

Por ahora, la víctima, recibe ayuda psicológica y psiquiátrica de parte de la Secretaría de Derechos Humanos, mientras sus familiares exigen justicia para dar con los violadores y que sean encarcelados.