Lo Nuevo en Ecuavisa

Fausto Salinas sobre Caso Big Money: No está claro cómo se devolverá el dinero

Se estima que 6.000 personas habrían participado en la entrega de dinero a la supuesta empresa, según monitoreo con dron de la Policía.


08 jul 2021 , 21:53

Más hechos se suman a la trama de la supuesta captación ilegal de dinero en el caso de 'Big Money', donde su figura más visible es Miguel Ángel Nazareno.

El general Fausto Salinas, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, en una entrevista con Ecuavisa.com explica cómo avanzan las investigaciones.

El contexto

- El pasado 6 de julio en la parroquia Venus en Quevedo ocurrió un hecho violento que dejó 5 personas fallecidas, ¿existen indicios que vinculen el hecho con Big Money ? ¿Hay algún detenido?

Algunas personas lideradas por alias 'Preciado' fueron al comercial Nazareno para tratar de pedir la devolución de su dinero, en estos momentos se presentó una agresión con armas de fuego donde resultaron dos personas heridas. Posteriormente estas personas agredidas fueron a la casa de alias 'Preciado' , ubicada a 1 kilómetro aproximadamente del lugar y también se produjo otra agresión, donde tuvimos el saldo lamentable de cinco personas fallecidas y seis heridos. (...) Por el momento no tenemos detenidos estamos tratando de ubicar a los autores (...) Observamos en el levantamiento de evidencia que estos vehículos estuvieron participando en algunas campañas a favor de la empresa 'Big Money'.

- En el caso de 'Big Money', ¿cuántas personas se estima que participaron y cuánto dinero se presume fue entregado?

Es muy difícil determinar eso, se obtendrá luego de que se haga el análisis de los documentos que fueron incautados y posteriormente en los equipos informáticos. Pero en sí, la magnitud de personas pudimos contabilizar con el dron en el monitoreo; más o menos 6.000 personas que estaban cerca del lugar donde se entregaba el dinero. Quizás la mitad estaba entregando y la otra mitad estaba recibiendo, entonces sí hay mucha gente que estuvo participando en esta captación ilegal de dinero.

Más detalles en la entrevista:

- La Fiscalía aclaró que no existe orden de detención para Nazareno, ni impedimento para la devolución de dinero, frente a ello ¿cómo están los ánimos en Quevedo? ¿continúa el mismo apoyo a Nazareno?

Sí en un comunicado la Fiscalía establece que ellos no han incautado dinero que no tienen ninguna prohibición para que se devuelva el dinero, pero si se puede observar que hay muchas personas que entran en desesperación porque siempre participar en una actividad ilegal pone en riesgo el patrimonio. Y los canales que van a utilizar para devolver ese dinero no son muy claros por el momento, entonces el hecho violento que se presentó es producto de la desesperación de un grupo que quería recuperar el dinero.

- La Superintendencia de Bancos ha alertado de 117 supuestas empresas no autorizadas. Además, en Tungurahua detuvieron a 22 personas durante operativo por presunta captación ilegal de dinero, ¿existe un aumento de este tipo de casos? ¿Hay similitudes en ambos casos?

Estos casos no solo se están produciendo en el país (también en otros países como Colombia) se han presentado casos de captación; hay mucha gente que ha sido estafada. Por ejemplo, lo que nosotros creemos es que del dinero, al menos, como es manejado en las pirámides, los primeros depositantes que invierten en estos negocios alcanzan a recuperar su dinero, pero la mayoría que viene detrás son las personas que casi siempre terminan en malas condiciones.

Son casos que se enmarcan en la ilegalidad, son empresas que a veces tienen una razón social diferente, pero de todas maneras hacen actividades financieras. Es importante recomendar a las personas que buscan trabajo; nos contaban extraoficialmente personas del lugar (en Quevedo) que había cajeras que ganaban 500 dólares por semana. Y bueno, cuando alguien le paga demasiado a una persona a la final termina involucrado; como es el caso de Ambato, donde hay personas que participaban en la cadena de valor de ese negocio y también están puestas a orden de la justicia.