01 mar 2024 , 13:15

Descubre el poder de la alimentación: 9 alimentos que combaten el cáncer

La Sociedad Estadounidense contra el Cáncer menciona que cuando existen cambios en la alimentación, las personas pueden prevenir algunas enfermedades.

Tener una dieta sana permite mantener un equilibro y mejorar notoriamente la salud de las personas. En este caso no hay una dieta que sea milagrosa para que se garantice totalmente que se va a prevenir enfermedades, pero al incorporar estos alimentos hacen un cambio significativo.

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer, afirma que una de cada tres personas tendrá cáncer en algún momento de su vida. Por eso se recomienda modificar la dieta e incorporar estos alimentos progresivamente.

LEA: ¡Dile adiós a la papada! Descubre cómo eliminar la grasa del cuello de forma natural

Alimentos que se deben evitar

La evidencia científica ha delimitado que se debe reducir el consumo de carnes rojas y procesadas, alcohol, bebidas azucaradas y principalmente las comidas rápidas por su alto grado de grasa saturada.

Alimentos recomendados

La investigadora especializada en prevención del cáncer en el Centro Oncológico Fred Hutchinson de Seattle menciona que no se trata de comer sencillo, sino que se trata de saber qué comer. Además, Nigel Brockton vicepresidente de investigación del Instituto Estadounidense, respalda el hecho de seguir una dieta sana para prevenir contraer cáncer.

Estos son los alimentos que según algunos expertos se deben comer:

Brócoli

Las verduras crucíferas, como el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor y la col, son ricas en isotiocianatos, compuestos esenciales para eliminar toxinas y reparar células, lo cual desempeña un papel crucial en la prevención del cáncer, según Lampe.

Por ejemplo, los brotes de brócoli contienen sulforafano, asociado con la protección contra cánceres como el de próstata, mama, vejiga y colorrectal. Investigaciones sugieren que consumir más de cuatro o cinco porciones semanales de estas verduras crucíferas se asocia con una reducción en el riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas.

Tomates y sus derivados

Numerosos estudios han vinculado los tomates con la reducción del riesgo de cáncer de próstata gracias al licopeno, un poderoso antioxidante que les confiere su color rojo. Sin embargo, Nancy Moran, profesora de Nutrición en la Facultad de Medicina Baylor de Houston, sugiere que el licopeno podría ser solo uno de los muchos compuestos en los tomates que ayudan a defender contra el cáncer de próstata.

Investigaciones limitadas indican que el licopeno también podría proteger contra cánceres como el de mama, pulmón y colorrectal.

Moran destaca que procesar los tomates, como cocinarlos o combinarlos con grasas saludables, mejora la absorción del licopeno y potencia sus beneficios para la salud.

LEA: Los 3 alimentos que consumes y causan celulitis

Leguminosas como porotos y frijoles

Las leguminosas y frijoles son muy buenas fuentes de fibra, lo cual aporta significativamente a la salud intestinal e inmunológica. Brockton aseguró esto ayuda a la prevención del cáncer colorrectal. Por eso, se debe ingerir 30 gramos al día.

Nueces

Las nueces de Castilla son excepcionalmente ricas en elagitaninos, compuestos vegetales que, tras ser convertidos por las bacterias intestinales, generan metabolitos capaces de inhibir el crecimiento y multiplicación de células cancerosas.

Según John Birk, gastroenterólogo de UConn Health, quien ha participado en ensayos clínicos sobre los beneficios de las nueces para la salud del colon, el examen visual revela un "colón de nuez" evidenciado por un revestimiento más saludable.

Frutos del bosque

Las bayas o frutos rojos como las fresas, moras azules, granadas, entre otros, están llenos de antioxidantes que ayudan a proteger las células del estrés.

Verduras verdes

Al incorporar en la dieta cotidiana espinacas, col rizada, lechuga romana, brócoli y nabos. Susana Smith Jones doctora nutricionista y experta en salud menciona que “consumir más productos verdes también reemplaza el azúcar y otros elementos no saludables en la dieta y conduce a resultados beneficiosos más allá del cáncer, incluido un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas u obesidad”.

Té verde

Sustituir el café matutino por té verde no solo proporciona beneficios adicionales para la salud, como la prevención del cáncer y propiedades antivirales y antibacterianas, sino que también es eficaz para la pérdida de peso y fortalece la inmunidad.

El té verde, rico en flavonoides con efectos antioxidantes, incluido el kaempferol, ha demostrado protección contra el cáncer, destacando su valor como elección saludable y preventiva.

Ajo

El ajo, rico en alicina, un compuesto azufrado, combate el cáncer. Un estudio en China reveló que consumir aproximadamente 1,5 kg de ajo al año redujo en un 17% el riesgo de cáncer de estómago.

Esto equivale a unos cinco dientes de ajo a la semana. Según Wen-Qing Li, del Hospital Oncológico de la Universidad de Pekín, el consumo de ajo crudo, como aderezo en ensaladas o guacamole, preserva sus beneficios químicos y sabores.

Granada

La granada es conocida por sus propiedades preventivas y curativas, especialmente en el tratamiento del cáncer. Rica en antioxidantes como antocianinas, elagitaninos y taninos hidrolizables, esta fruta ha sido utilizada durante siglos en diversas culturas.

Estudios indican que la granada y sus derivados, como jugo, extracto y aceite, poseen propiedades antiinflamatorias, antiproliferativas y antitumorales al influir en múltiples vías de señalización. Estos hallazgos sugieren su potencial uso como agente quimiopreventivo/quimioterapéutico, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU.

Noticias
Recomendadas