Registro
07 dic 2022 , 06:39

El Gobierno analiza medidas tras siete incursiones armadas en centros médicos en 2022

Se reforzará la seguridad con detectores metálicos, de armas y la inclusión de video vigilancia

Ecuador estudia varias medidas de seguridad para aplicarlas tras siete incursiones armadas en distintos centros médicos registradas en 2022, la más reciente a finales de noviembre, cuando delincuentes tomaron cuatro rehenes, que luego fueron liberados con vida.

El ministro de Salud, José Ruales, dijo el martes que trabajan en "varios mecanismos para poder responder".

Siete delincuentes detenidos tras toma de rehenes en el hospital de Chone

"Hemos tenido ya siete eventos de estos con incursiones armadas en este año. Tenemos otros eventos, incluso, de extorsión a nuestro personal en algunos barrios, en algunas comunidades rurales. Delincuencia común, robos a nuestros establecimiento de salud, etcétera", indicó.

Ante esa situación, se han reunido con representantes del Ministerio del Interior, de la Policía, del ECU 911, para "formular varias estrategias", comentó Ruales antes de avanzar que hoy presentarán el plan de acción y cronograma y se definirá el llamado "Código Plata".

Dicho Código es la identificación de riesgos, muchas veces desde el momento en que se solicita la atención o el traslado de un paciente que sufrió herida de arma de fuego, arma blanca, o si fue una confrontación entre bandas de delincuentes, o que ingresa por ese motivo al hospital, o también si hay una amenaza armada.

Matan a un hombre afuera de centro médico de Ciudad Victoria, en Guayaquil

Ruales comentó -además- que al momento identifican las "zonas calientes", en referencia a los lugares donde hay delincuencia común o amenazas al personal, para reforzar con varias medidas, desde "detectores metálicos, de armas, como la inclusión de video vigilancia, que tampoco tenemos en todos nuestros establecimientos".

Asimismo, el patrullaje disuasivo, la intervención en lugares donde se sabe que hay bandas de delincuentes que amenazan al personal médico.

"No todos los establecimientos del país tienen el mismo riesgo y no todo el personal, pero sí algunas brigadas, incluso brigadas de vacunación, que han sido afectadas", anotó.

Anteriormente el ministro del Interior, Juan Zapata, había dicho que las autoridades estaban trabajando en un protocolo de intervención en hospitales para heridos con antecedentes penales.

La primera opción sería trasladarlos a un hospital de una institución de la fuerza pública: Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Marina o Fuerza Aérea con eso se minimizarán los riesgos”, indicó el funcionario.

Informó que cuando se registre uno de estos casos se informará directamente al ECU 911 o se mantendrá un contacto directo entre el personal de salud con la Policía Nacional para inmediatamente establecer equipos, cerrar la zona y así garantizar la infraestructura y la vida de las personas.

TOMA DE REHENES

El pasado 27 de noviembre, el presidente Guillermo Lasso informó de la detención de siete personas que habían entrado armados en un hospital y tomado varios rehenes.

"Debo destacar el notable trabajo de la Policía en el Hospital Napoleón Dávila, de Chone (Manabí). Su intervención logró detener a los 7 delincuentes, liberar 4 rehenes y salvar vidas", dijo entonces Lasso.

Según las autoridades, los siete delincuentes fuertemente armados, intentaban asesinar a un menor de edad, alias "Cara sucia", quien estaba ingresado en esa casa de salud con heridas luego de que habían atentado contra su vida.

Alias 'Cara Sucia', el blanco de los hombres armados que ingresaron al hospital de Chone

El comandante general de la Policía, Fausto Salinas, detalló que en el operativo en el hospital se retiraron dos fusiles calibre 5-56, tres escopetas calibre 12, una subametralladora calibre 9 milímetros y un revolver calibre 38, entre otros.

Anotó que "Cara sucia" estuvo "involucrado en algunos hechos delictivos".

Noticias
Recomendadas