Política

Presidente de la Asamblea llama al diálogo al Gobierno y la Conaie: “hoy es el día para darle una solución al Ecuador”

Virgilio Saquicela, convocó a Guillermo Lasso y Leonidas Iza a un nuevo intento de diálogo con la presencia del Arzobispo de Quito


25 jun 2022 , 11:00

Antes de que en la Asamblea se trate el pedido del correísmo para destituir a Guillermo Lasso –aunque le faltan votos para lograrlo– el titular del Legislativo, Virgilio Saquicela, convocó al Presidente de la República y al líder de la Conaie, Leonidas Iza, a un nuevo intento de diálogo con la presencia del Arzobispo de Quito y representantes de otras funciones del Estado.

“El Ecuador demanda un diálogo inmediato para solucionar la crisis por la que atraviesa”, manifestó Saquicela en un video difundido por la Asamblea Nacional.

Pedido de destitución de Lasso se tratará este sábado en la Asamblea, aunque el correísmo no tiene los votos suficientes

"He convocado a las partes: al Gobierno y a la Conaie al diálogo para hoy, con la presencia del Arzobispo de Quito y los representantes de las distintas funciones del Estado, enfatizó.

Finalmente, el titular de la Legislatura expresó que “hoy es el día para darle una solución al Ecuador”.

Según Lasso, el Gobierno ya dio muestras de querer llegar a una mesa de conversaciones con el movimiento indígena, como el ofrecimiento de un paquete de medidas que benefician a personas de escasos recursos y al sector campesino con créditos y condonación de deudas, así como subsidio de úrea y aumento del Bono de Desarrollo Humano.

Pero esas medidas fueron minimizadas por los dirigentes de la Conaie, que ahora que perdieron su posición en la Casa de la Cultura de Quito, sí se muestran más abiertos al diálogo, con tono menos beligerante que en días pasados.

Iza baja el tono a las protestas y dice que ahora garantizará la paz

Acceder a la Casa de la Cultura fue otra muestra de voluntad para el diálogo, recordó Lasso. La Conaie había pedido al Gobierno que se retire a los militares que la rodeaban para poder reunirse allí, como condición para analizar una respuesta al régimen.

En lugar de tregua, la violencia escaló con manifestaciones que salieron desde ese punto, entonces el Gobierno ordenó a la fuerza pública recuperar el espacio que inicialmente había cedido a la Conaie.

El movimiento indígena, en palabras de Iza, se mantendrá en paz pero no se retirará de Quito hasta que el Gobierno resuelva todos sus pedidos, entre ellos reducir el costo de los combustibles y garantizar control de precios de productos.