Política

Ministro de Gobierno, Francisco Jiménez: "hubo un triple intento de golpe de Estado"

En entrevista para Ecuavisa.com, el ministro Jiménez habla sobre los retos del Gobierno


15 jul 2022 , 21:22

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, lleva tres meses y medio al frente de la cartera de Estado encargada de la política y la gobernabilidad. Tuvo que enfrentar la crisis más importante que ha atravesado la actual administración: un levantamiento indígena que mantuvo paralizado al país durante 18 días.

Además de llevar adelante esa compleja tarea, el Ministro también tuvo en sus manos la permanencia de Guillermo Lasso en el poder, con una oposición en la Asamblea decidida a destituirle.

Ahora, Jiménez tiene otros retos en la mira. De su adecuada gestión en los diálogos depende que la tensa calma que vive el Ecuador, desde que finalizó el paro, se mantenga durante los próximos tres años de Gobierno. ¿Cómo lo va a lograr? En entrevista para Ecuavisa.com, el Ministro de Gobierno cuenta algunas estrategias.

El presidente Guillermo Lasso dijo que el paro resultó de una alianza con el correísmo, en la que habría participado un tercer actor: el narcotráfico.¿Van a llevar al campo judicial esa denuncia?

Entiendo que ya hay varias investigaciones de la Fiscalía en marcha, seguramente indagarán sobre todo lo sucedido durante las tres semanas.

Nosotros estamos claros que algunos grupos y algunos objetivos hubo dentro de las marchas porque todo confluyó hacia un mismo momento.

Habían causas legítimas, había protesta social legítima, sin duda, y había gente que también estaba buscando vandalizar bienes públicos, aterrorizar a la gente, pseudo grupos de guerrillas organizadas, todos vimos lo que sucedió en el país; así que la Fiscalía es la que debe diferenciar los unos hechos de los otros y, por supuesto, ordenar las investigaciones del caso y sancionar a los culpables.

¿Con qué pruebas cuentan para afirmar que el narcotráfico financió el paro nacional?

Nosotros tenemos, sin duda, algunos elementos. Tenemos Inteligencia que se llevó a cabo durante esas tres semanas, una bitácora de actuaciones, momentos, circunstancias, niveles de ataque, metodología.

Tenemos abundante información todo eso será progresivamente puesto en Fiscalía y obviamente serán ellos los que determinen quiénes son los culpables de los diferentes tipos de acciones.

¿Cuál es la meta del Gobierno frente a la focalización de los subsidios de la gasolina?

Nosotros ya dejamos clara nuestra posición. Eso fue objeto de un acuerdo, sin embargo, hemos tenido la apertura de volver a discutir el tema, por ejemplo, a través del concepto de focalización que es el que ahora se está discutiendo en una mesa.

La información ya fue entregada a las organizaciones indígenas, el día de ayer (miércoles 13 de julio), ellos han dicho que van a revisar la información. En principio, la mesa está prevista para que se reúna mañana (viernes 14 de julo), sino lo harán a comienzos de la próxima semana.

Pero está claro que queremos llegar a un acuerdo en conjunto, sobre todo a partir de la cuestión de la focalización, que me parece que es un tema que tiene sus complejidades, eso no puede ser al apuro, pero, sin duda, si se lo logra esquematizar bien y sobre todo definir claramente sus contornos puede aportar muchas soluciones al país.

El movimiento indígena ha pedido la salida de los ministros del Interior, Patricio Carrillo, y de Defensa, Luis Lara ¿cómo maneja esa situación en medio de los diálogos?

La salida de ningún ministro está en ninguna mesa de diálogo, eso no es un tema que se ha tratado de acuerdo a los contenidos. No nos olvidemos que la semana pasada nosotros definimos la cuestión de los contenidos en las diferentes mesas temáticas y no está eso planteado en ninguna de las mesas de lo que yo tengo conocimiento.

¿Cómo van a evitar que la Asamblea enjuicie políticamente a los ministros, incluso a usted?

La Asamblea está en su rol de fiscalizar ellos tendrán que hacer las preguntas pertinentes. Cada vez que a mi personalmente, como ministro de Gobierno, me han hecho las preguntas, he respondido lo que está dentro de mis ámbitos y, por supuesto, nuestra labor como funcionarios públicos es la de informar debidamente a la ciudadanía y también rendir cuentas en lo que corresponde a la Asamblea.

¿El Gobierno tiene previsto reunirse con el presidente de la Asamblea, Virgilio Saquicela?

No, no tenemos una agenda inmediata de reunión con el presidente Saquisela. Nosotros tuvimos muy claro que cuando fueron las marchas era un triple intento de golpe de Estado. Unos en la calle, otros lo intentaron en la Asamblea y otros intentaron a través de la revocatoria del mandato, nada les funcionó porque al final del día los gobiernos democráticos terminan imponiéndose y yo creo que eso fue lo que sucedió, no solamente por parte de la ciudadanía, sino también por parte de algunas organizaciones políticas que le dijeron sí a la institucionalidad, sí a la democracia, sí a los Gobiernos democráticamente electos.

Dentro de ese esquema nosotros vamos a buscar la manera de tener una relación sana con la Asamblea, legitimando o sobre todo priorizando los intereses institucionales, eso es lo que esperamos ni más ni menos. Seguramente disentiremos en algunas cosas, coincidiremos en otras, pero siempre con el marco de la Constitución.

Como ministro de Gobierno, ¿considera que debería haber más cambios de gabinete como oxigenación del actual Gobierno?

Ese no es un concepto que me corresponde a mí, eso le corresponde al señor Presidente de la República como cabeza de este proyecto. Él ha decidido que haya algunos funcionarios que cambien en esta coyuntura, son otros ciclos, son otros momentos de liderazgo.

Él tendrá que definir si es que con esos cambios es suficiente para la versión que queremos actualmente o si es que se necesitan otros, pero en todo caso, es una edición de él.

¿Van a investigar las declaraciones de impuestos de los ministros que entraron, por ejemplo, del ministro de Economía, Pablo Arrosemena?

De lo que tengo entendido hubo inexactitudes en la información que fue proporcionada a los medios de prensa, entiendo que el Ministro ya está en proceso de aclarar esas inexactitudes, pero, por lo demás, no ha generado mayores inconvenientes. Nosotros tenemos un programa, nosotros tenemos un proyecto. Nosotros tenemos un líder, que es el que decide quiénes van y quienes se quedan como ministros porque como él lo ha dicho varias veces. las personas pueden cambiar, pero el proyecto no.

Y aquel que se siente en un espacio determinado al frente de una cartera pública debe entenderlo porque aquí de lo que se trata es un trabajo en equipo para solucionar los grandes problemas que tiene el país.

Cambiando un poco de tema, ¿es viable la propuesta de una República Federal, planteada por Jaime Nebot?

Yo personalmente creo que no es viable en la actual proceso que está el Ecuador, requiere concentrarnos en la reinstitucionalización del país. Hubo algunas instituciones afectadas particularmente durante los últimos 15 años, el Estado perdió poder perdió espacio perdió capacidad de generar políticas públicas en diferentes territorios.

Yo creo que primero es lo primero. y primero es la recomposición institucional del país, a través del fortalecimiento de las instituciones y luego pensar en otro tipo de modelos de gobierno. Entendemos que es parte de una discusión que seguramente es buena llevarla a cabo en el país, pero nosotros creemos que la vida del Ecuador es el Estado unitario con autonomías, con descentralización, con desconcentración, pero la del Estado unitario.

¿Por qué tiene un poncho rojo colgado en su perchero?

Porque me lo regalaron, está aquí atrás, me lo regalaron los movimientos indígenas, y además lo tengo ahí para recordarme siempre que nosotros nos debemos al conjunto de los 17 millones de ecuatorianos.

¿Lo ha usado?

Lo he usado, lo he usado un par de veces, no lo he usado, públicamente, ni para tomarme fotos, ni hacer ostentación de eso porque no quiero que se produzcan malas interpretaciones, pero yo como ministro de Gobierno, al igual que el Presidente de la República, me debo a los 17 millones de ecuatorianos.