Política

Lasso: "Hemos alcanzado el valor supremo al que todos aspiramos: paz en nuestro país"

El jefe de Estado anunció el fin del paro nacional tras 18 días de violentas manifestaciones.


30 jun 2022 , 14:38

El presidente de la República, Guillermo Lasso, reaccionó en sus redes sociales tras la firma del acuerdo entre el Gobierno Nacional y líderes de organizaciones indígenas que significó el fin de 18 días de manifestaciones contra el régimen.

"Hemos alcanzado el valor supremo al que todos aspiramos: paz en nuestro país. Terminó el paro. Ahora empezamos juntos la tarea de transformar esta paz en progreso, bienestar y oportunidades para todos", señaló el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

De igual forma se dirigió al país en cadena nacional a las 20:00 de este jueves 30 de junio del 2022. "Es momento de curar heridas, de superar la división entre ecuatorianos y unirnos en un solo objetivo, reconstruir el país", expresó el Primer Mandatario.

Añadió que el país debe recuperar el tiempo perdido, trabajar fuerte, especialmente por los más vulnerables. "Vamos a emprender juntos la tarea de transformar la paz que hoy hemos conseguido en progreso, bienestar y oportunidades para todos".

El campo y la ruralidad serán prioridad nacional y le pondrá fin al abandono que han sufrido por parte del Estado desde hace más de 40 años. "Hemos escuchado y sabemos los desafíos que tenemos por delante. Siempre dijimos que la política debe servir para sacarnos lo mejor de cada uno. Ahora es el momento de hacerlo".

Siempre llevará en su corazón y memoria a quienes fallecieron en medio de las protestas. "Ecuador agradece la labor de conciliación de la Iglesia Católica, el alivio que hoy sentimos revela una realidad, somos una familia y todos queremos lo mejor para este país".

Cerca de las 14:30 de este jueves 30 de junio, el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, y los titulares de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza; de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas Indígenas y Negras (Fenocin), Gary Espinoza; y del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador (Feine), Eustaquio Toala, firmaron un documento con varios acuerdos alcanzados, entre ellos una reducción del precio de los combustibles.

El acuerdo se logró gracias a la mediación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, que mantuvo conversaciones con ambas partes hasta alcanzar diversas concesiones por parte del Gobierno y que fueron aceptadas por el movimiento indígena.

Gary Espinoza, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas Indígenas y Negras (Fenocin); Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), y Eustaquio Toala, presidente del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador (Feine).
Gary Espinoza, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas Indígenas y Negras (Fenocin); Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), y Eustaquio Toala, presidente del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador (Feine). ( )

La firma peligró en instantes cuando parte de los miembros del movimiento indígena se mostraron en desacuerdo con los puntos aceptados por sus dirigentes, lo que hizo suspenderse el acto por cerca de una hora.

Tras retomar la sesión, nuevamente hubo una postura de desacuerdo por parte de Espinoza.

Los líderes indígenes discutieron por unos minutos y finalmente hubo consenso y se suscribió el documento.

El punto más polémico entre los indígenas era la rebaja en 15 centavos de dólar de los combustibles subsidiados, pues su demanda original era de 40 centavos.

A ello se añadió el compromiso del Gobierno de derogar un decreto que promovía la actividad petrolera en la Amazonía y de frenar las concesiones mineras en áreas naturales protegidas, zonas intangibles, áreas de recarga hídrica y territorios ancestrales de pueblos indígenas.

El Ejecutivo también había aprobado en días anteriores condonar a familias campesinas deudas vencidas de hasta 3.000 dólares, reducir los intereses de los créditos vigentes, subsidiar hasta en un 50 % el costo de la urea, aumentar de 50 a 55 dólares un bono para familias en vulnerabilidad, duplicar el presupuesto de la educación intercultural y declarar en emergencia el sistema de salud.

El resto de los diez puntos del pliego de demandas del movimiento indígena se tratarán en mesas de trabajo, como la condonación de deudas de hasta 10.000 dólares, el control de precios de productos de primera necesidad y la no privatización de empresas estatales.

Otras reacciones

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, también reaccionó en Twitter.

"La paralización deja fracturas sociales, es entendible la repulsa pública. Se debe trabajar para que el Estado tenga mayor capacidad de maniobra y el desorden, que hoy carece de fronteras, tenga límites. Cambiaremos cuando la honestidad democrática se demuestre desde la oposición", escribió el funcionario en la red social.

El alcalde de Quito, Santiago Guarderas, también celebró el acuerdo logrado entre el régimen y las organizaciones sociales.

"Desde el primer día del paro apostamos por el diálogo y la paz. De toda crisis se aprende y es una oportunidad para mejorar", escribió el regidor.

TAG RELACIONADOS