Política

Lasso cambia las cabezas en Salud, Finanzas, Transporte y Senescyt

A las 17:00 de este martes se oficializará a los nuevos ministros.


05 jul 2022 , 11:08

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia confirmó la mañana de este martes 5 de julio que el jefe de Estado, Guillermo Lasso, aceptó las renuncias de los titulares de los Ministerios de Salud, Economía y Finanzas, Transporte y Obras Públicas y de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt).

Es así que Ximena Garzón, Simón Cueva, Marcelo Cabrera y Alejandro Ribadeneira dejarán sus cargos. Todos fungían como ministros de Estado desde que Lasso inició su Administración, en mayo de 2021.

La Presidencia de la República notificó además que a las 17:00 de este martes se oficializará a quienes reemplazarán a los ministros salientes.

Desde este lunes se había informado sobre cambios en el Gabinete Presidencial. El secretario de la Administración Pública, Iván Correa, fue el primero en anunciar el cambio del titular del Ministerio de Economía y Finanzas.

La gestión de Simón Cueva se basó en "el eficaz saneamiento de nuestras cuentas fiscales", según dijo el jefe de Estado en su discurso del 24 de mayo pasado, cuando cumplió un año en el poder.

Sin embargo, es este mismo aspecto el que se ha cuestionado desde distintos sectores ya que no se ha priorizado la asignación de recursos a los campos de la salud, educación y seguridad.

Este mismo lunes, pero en la tarde, Garzón hizo oficial su dimisión. En una carta dirigida a Lasso puso a disposición su cargo y le agradeció por permitirle participar en el proceso de vacunación.

Garzón estuvo al frente de la principal propuesta de campaña de Lasso: vacunar contra el COVID-19 a nueve millones de personas en los primeros 100 días de Gobierno, sin embargo fue criticada por los problemas en el sistema de salud, principalmente por el desabastecimiento de medicinas.

Las dimisiones de estos cuatro ministros se producen poco después de que Lasso afrontase una movilización indígena y campesina que duró 18 días, en contra de la carestía de la vida, y que terminó tras la firma de un acuerdo con el compromiso de analizar en mesas de diálogo las diez exigencias de los manifestantes.

El próximo jueves se instalará una mesa técnica para definir la hoja de ruta de los diálogos.

El acuerdo que terminó con las protestas incluyó una rebaja en el precio de las gasolinas subsidiadas y el compromiso del Gobierno para frenar la expansión de las actividades petroleras y mineras en territorios indígenas, sobre todo en la Amazonía.

Las demandas también se relacionaban con el deterioro en el sistema de salud y recogía la queja sobre la falta de medicinas e insumos en las unidades de atención del Estado.