Política

Concluye audiencia de apelación al habeas corpus de Jorge Glas

Hasta en ocho días se podría conocer la resolución judicial


18 may 2022 , 14:42

La audiencia de apelación del habeas corpus que le permitió al exvicepresidente de la República Jorge Glas salir de prisión, concluyó la tarde de este miércoles 18 de mayo.

El tribunal de la Corte Provincial de Justicia de Santa Elena, conformado por los jueces Silvana Caicedo, Kléber Franco y Juan Camacho, tiene ahora hasta ocho día para dar a conocer su resolución sobre si Glas regresa o no a la cárcel.

El exvicepresidente no estuvo presente en la audiencia de este miércoles, mientras que el procurador general del Estado, Íñigo Salvador, sí.

La fiscal general del Estado, Diana Salazar, y el político Andrés Paéz, quienes solicitaron intervenir en esta diligencia bajo la figura de amicus curiae (así se conoce al aporte de terceros interesados en la causa), siguieron la diligencia vía telemática.

La búsqueda de la libertad de Glas fue una tarea que su defensa emprendió apenas lo detuvieron.

Desde 2017 interpusieron múltiples recursos ante la justicia buscando su liberación, entre ellos, el de habeas corpus que se solicitó en cinco ocasiones y que el pasado mes de abril finalmente se lo concedió el juez Juan Javier Moscoso, de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto (Santa Elena)

Glas estuvo encarcelado 1.645 días. Sus abogados presentaron distintos recursos para poder liberarlo: caducidad de la prisión preventiva, apelaciones a la orden de arresto, solicitud de la prelibertad y unificación de penas, pero la mayoría de recursos fueron negado.

No obstante, su defensa siempre tuvo presente la figura del habeas corpus.

Entre el 2017 y el 2020, Glas intentó en cuatro ocasiones que se le conceda ese recurso para salir de prisión o para ser trasladado a la Cárcel 4 de Quito.

Sin embargo, al quinto intento, en abril de este año, se le concedió el recurso que le permitió su liberación inmediata.

En esa audiencia, la defensa de Glas expuso que el exvicepresidente se quiso suicidar en prisión, que lo extorsionaban en la cárcel, que su estado de salud era crítico, que veía sangre en las paredes y escuchaba voces en las noches.

Al día siguiente, el 10 de abril, salió de la cárcel de Cotopaxi.

El exvicepresidente tiene dos sentencias en firme: una por asociación ilícita y otra por cohecho. Y existe una tercera condena por peculado en el caso Singue, sentencia que ha sido apelada.