Ecuador

Quién es Gary Espinoza, el líder de la Fenocin que estuvo a punto de no firmar el acta del fin del paro

Licenciado en Filosofía y militante del Partido Socialista, llegó a la cima de la dirigencia de la Fenocin recién hace un año


30 jun 2022 , 17:58

Todo estaba listo para que se firmara "el acta por la paz" y finalizara el paro luego de que el Gobierno y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), con la mediación de la Iglesia, habían llegado a un acuerdo.

Pero antes de que se concrete la tregua hubo un momento de tensión porque el representante de una de las organizaciones del movimiento indígena puso reparos al documento.

Gary Espinoza, presidente de la Federación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), mantuvo en vilo el fin del paro.

Finaliza el paro en Ecuador, tras una agotadora negociación y 18 días de bloqueo

Licenciado en Filosofía y Ciencias Socioeconómicas por la Universidad Técnica Luis Vargas Torres, de su natal provincia de Esmeraldas, la firma de Espinoza estuvo a poco de no constar en el acta.

'EL CAMARADA GARY'

Con su dedo índice, Espinoza hacía un 'no' rotundo al pedido del monseñor David de la Torre, secretario de la Conferencia Episcopal, para que suscriba el acuerdo en el que el Gobierno accedía a bajar aún más el precio de los combustibles (15 centavos en total) y a finalizar el estado de excepción, entre otras peticiones de la Conaie.

Y aunque otros dirigentes, como Leonidas Iza, presidente de la Conaie y principal promotor del paro, ya lo había firmado; faltaban más cosas en el papel, según el 'Camarada Gary' como lo llaman en el Partido Socialita Ecuatoriano (PSE), del cual es un militante.

Espinoza tomó relevancia entre los dirigentes del paro aunque recién hace casi un año se convirtió en el primer afrodescendiente en ser electo como presidente de la Fenocin. Se designación se dio durante el XIII congreso de la organización realizado el 24 de julio de 2021.

Antes del paro, recorrió poblaciones de la sierra central "socializando" las acciones que se iban a tomar contra el Gobierno de Lasso. Así lo hacía constar en sus redes sociales, donde a la par se congratulaba por el "triunfo de la izquierda" en Colombia, con Gustavo Petro.

¿POR QUÉ NO QUISO FIRMAR?

Espinoza fue el último dirigente en reincorporarse a la mesa luego de que los dirigentes habían salido a calmar a las bases porque entre ellas había voces contrarias a firmar el acuerdo que ponía fin al paro. Y fue el último en firmarla.

Lasso: "Hemos alcanzado el valor supremo al que todos aspiramos, paz en nuestro país"

Prentendía que el Gobierno garantice al menos cinco años de congelamiento de los combustibles, aunque al régimen de Lasso le quedan solo tres.

El presidente de la Conaie, Leonidas Iza, y el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, al momento de poner fin al paro.
El presidente de la Conaie, Leonidas Iza, y el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, al momento de poner fin al paro. ( )

Cuando empezó la negociación, el lunes pasado, ya se había quejado de que en el acuerdo no se hablaba sobre las condonaciones de la deuda de la banca pública y esta vez insistió en lo mismo, aunque Iza trataba de hacerle entender que aumentar los montos perdonados depende de una Ley que esperan que Lasso no vete.

También pedía que conste en actas que a los agricultores que no usen la úrea, que desde ahora tendrá un subsidio del 50%, les trasladen ese beneficio económico en otros insumos.

FINALMENTE FIRMÓ

Según dijo Iza, el acta con los puntos del acuerdo que presentó la Iglesia no fue algo deliberado, sino un compromiso al que habían llegado las partes. Y por eso le molestó la actitud de Espinoza.

Iza se había acercado al dirigente para pedirle que firme y cuando no lo hizo tomó el micrófono y dijo: “las tres organizaciones (Fenocin, Feine y Conaie) nos hemos mantenido y no hemos estado mirando quién tiene más o menos gente y si la Fenocin no quiere reconocer este triunfo, entonces que deje en vacío (sin firmar)".

Y es que, según declaraciones de Espinoza, durante estos 18 días de protestas la Fenocin puso 5.000. Su gente bloqueó carreteras en provincias de la Costa como Guayas, Los Ríos y Santa Elena, también estuvo presente en las manifestaciones en Guayaquil y en el cierre de la vía Aloag-Santo Domingo que impedía el paso de camiones a Quito.

Gary Espinoza y Leonidas Iza en el momento más tenso antes del fin del paro.
Gary Espinoza y Leonidas Iza en el momento más tenso antes del fin del paro. ( )

Incluso el vicepresidente de la Fenocin, Jatari Sarango, allegado a Iza, le pidió al 'Taita Gary' que firme el acta para que dicha organización tenga parte del crédito y pueda, a la vez, exigir que se cumpla lo ofrecido y ser parte de las mesas de diálogo que se crearán para avanzar en otros puntos con el Gobierno. Finalmente puso su firma y el paro terminó.

ÉL TAMBIÉN QUERÍA EL FIN DEL PARO

Mientras las bases regresaban a sus comunidades, Espinoza recibió a Ecuavisa en la oficina de la Fenocin en Quito. Allí expresó que a los propios manifestantes les ha impactado económicamente esta paralización.

Espinoza admitió que que el fin del paro "permite a los pequeños campesinos sacar sus productos al mercado, ya que ellos también estaban perdiendo" al estar en las manifestaciones.

“Si bien se pedía 40 centavos en la reducción de los combustibles, hoy tenemos una rebaja de 15 centavos por galón y en los demás puntos hay una gran apertura por parte del Gobierno y esperamos que sea serio y cumpla lo que dice el acta que hemos firmado en pro de la tranquilidad del país".

Y explicó que su posición inicial de no firmar el acta "era porque debía ponerse de manera específica el tema agrario que habíamos planteado para reactivar la agricultura y ganadería, para que haya una política de control de precios", dijo, aunque ya existe un decreto para que eso ocurra.

Las organizaciones ya salieron de Quito, pero volverán si no se cristaliza lo que dejaron firmado.