Ecuador

Máximo vuelve a los 29 años para luchar contra la desnutrición crónica infantil

El colorido tucán nació en 1993 gracias a una alianza entre Disney y Unicef.


21 jul 2022 , 17:32

Máximo, el tucán que se convirtió en un referente de los derechos de la niñez en los años 90, regresa para unirse a la lucha contra la desnutrición crónica infantil, una condición que afecta el bienestar, crecimiento y desarrollo de los niños y niñas, y que constituye uno de los principales problemas de salud pública del país.

Ecuador es el segundo país latinoamericano con mayor proporción de desnutrición crónica. Aquí, 1 de cada 3 niños y niñas menores de 2 años la padecen.

La situación es aún más preocupante en el área rural y en la población indígena. En este último grupo poblacional, 4 de cada 10 niños sufre desnutrición crónica infantil.   Y, a pesar de los esfuerzos realizados en los últimos 15 años para prevenir esta condición, los resultados no han sido los esperados.

El personaje animado de Unicef que marcó la infancia de los ecuatorianos que hoy son padres y madres, se une a estos esfuerzos y será parte de la campaña #InfanciaConFuturo, para impulsar cambios de comportamiento a nivel familiar, comunitario e institucional y para sensibilizar a la sociedad sobre la urgencia de poner fin a la desnutrición.

¿Quién es Máximo?

El colorido tucán nació en 1993 gracias a una alianza entre Disney y Unicef. Con el acompañamiento técnico de Roy Disney (hermano de Walt Disney) y de los creativos de la empresa de animación, Máximo fue creado por el dibujante ecuatoriano Edgar Cevallos.

Su nombre responde a que su pico es el más grande de las aves amazónicas, a la máxima calidad que se puso al crearlo y también en honor a quien fue el director creativo de Disney, Max Howard, que estuvo al frente del proyecto.

Con una personalidad cálida y alegre, y vistiendo un sombrero de paja toquilla y una guayabera blanca, Máximo se volvió un amigo cercano de las familias en las diferentes regiones del país.

A ellas llegó con mensajes sobre salud, la importancia de contar con vacunas completas, la necesaria sal yodada para prevenir el bocio, la concientización sobre lactancia materna y los derechos de los niños. Su canción “Yo soy Máximo y aquí estoy”, aún resuena en quienes lo conocieron.