Ecuador

Geofísico sugiere simular una evacuación entre Ecuador y Colombia por volcán

El Instituto Geofísico pidió simular una evacuación conjunta entre los países


26 jul 2022 , 22:26

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador advirtió de un incremento en la actividad del Complejo Volcánico Chiles-Cerro Negro (CVCCN), situado en la frontera entre los dos países, por lo que sugirió considerar un simulacro de evacuación conjunta como "medida de preparación".

En un informe especial difundido este martes, el IG advirtió incluso de que una inflación en el suelo, asociado a una falla considerada "sismogénica" en la zona de El Ángel, pudo ser el "mecanismo disparador" de un fuerte sismo de magnitud 5,2 ocurrido la mañana del lunes y que afectó a más de 300 viviendas.

El aumento de la actividad sísmica en el entorno del complejo Chiles-Cerro Negro se ha registrado desde mayo pasado, pero también se han sumado otros parámetros como una "deformación vertical del suelo" y "cambios en las composiciones de los fluidos superficiales asociados al sistema hidrotermal", agregó.

"Estos cambios sugieren una fuente magmática probablemente más cercana a la superficie", precisó el IG en su informe, en el que detalló que desde finales de mayo han incrementado los sismos vulcano tectónicos (VT), relacionados con fractura de rocas, y los de "largo periodo" (LP), por la dinámica de fluidos en el interior del macizo.

Sismos en Ecuador: ¿a qué se debe su recurrencia?

También se ha registrado "una perturbación del sistema hidrotermal causada por la sismicidad y la interacción con el sistema magmático".

Con esas estimaciones, el IG ha considerado de manera preliminar tres escenarios de evolución probable, que incluye uno relacionado con la continuidad de la actividad sísmica, con eventuales temblores fuertes para luego bajar en número y magnitudes.

Un segundo escenario estimado es que aumenten eventualmente los sismos LP o haya tremores volcánicos, una mayor deformación del suelo e incremento de gases asociados al sistema magmático, lo que llevaría a un aumento de temperatura en las fuentes termales, formación de grietas y posibles explosiones freáticas (de vapor de agua).

Un tercer escenario podría presentarse si los parámetros mostraran una actividad más superficial, "lo que podría progresar hacia un proceso eruptivo, el mismo que puede ser inicialmente de tipo freático, eventualmente evolucionando a actividad freato-magmática y en último término a una actividad magmática".