Ecuador

Dragado del río Guayas iniciaría en agosto con plazo de 720 días para extraer el sedimento

Este martes 17 de mayo finalmente se firmará el contrato con la empresa que ejecutará la obra.


15 may 2022 , 07:00

La Prefectura del Guayas firmará este martes 17 de mayo el contrato para dragar los sedimentos en los alrededores del islote El Palmar, ubicado frente a Guayaquil y La Puntilla (Samborondón), en la confluencia de los ríos Babahoyo y Daule.

Desde el Gobierno Provincial del Guayas incluso se prepara un evento en la explanada del MAAC, en el Malecón de Guayaquil, con el que se dará inicio oficialmente a esta obra esperada por años y ampliamente publicitada por la actual Prefectura.

De acuerdo a la titular de esa institución, Susana González, con esta obra se busca recuperar la navegabilidad en el río Guayas y prevenir inundaciones en cantones como Guayaquil, Durán o Samborondón.

Los trabajos tomarán 900 días (casi dos años y medio) contados a partir de la firma del contrato.

Inicialmente se anunció que la suscripción del convenio iba a ocurrir el 15 de abril. Luego se informó que iba a ser firmado el 26 de abril. Finalmente se tiene previsto llevar a cabo este procedimiento el próximo martes.

Según la Prefectura del Guayas, uno de los objetivos del dragado es recuperar la navegabilidad en el río.
Según la Prefectura del Guayas, uno de los objetivos del dragado es recuperar la navegabilidad en el río. ( )

Detalles del contrato

Según el Sistema Oficial de Contratación Pública, la obra fue adjudicada a la empresa Kalkin S. A. y costará 44'016.862,35 dólares más IVA.

Sin embargo, en la resolución de adjudicación firmada el 24 de febrero pasado por la Prefectura se detalla que la obra la realizará el consorcio Dragando por Guayas.

Kalkin S. A. es uno de los tres integrantes de ese consorcio. Los otros dos son: Tianrun Grupo de Qingdao S.L. y Tyrone Leiva Castro.

De acuerdo a Francisco Macio, asesor en Contratación Pública, la no coincidencia de nombres en los documentos no implica ningún error y es totalmente legal.

Explica que al momento de participar como posible contratista, peronas naturales o jurídicas tienen el derecho a conformar un consorcio.

El consorcio interviene en el proceso con un compromiso de constitución legal y su conformación quedará en firme si llega a ganar el contrato, como ha ocurrido en este caso. No obstante, el Sistema Oficial de Contratación Pública requería que alguno de los integrantes del consorcio figure como contratista durante todo el procedimiento. En este caso se eligió a Kalkin S.A.

Dragado El Palmar y El Palmar fueron los otros dos consorcios que también pugnaron por llevar a cabo la obra. De hecho, el presupuesto del último era de 38,8 millones de dólares (seis millones menos que el del consorcio elegido), pero apenas obtuvo un 15/100 en la calificación de todo el proceso.

Imagen aérea del islote El Palmar. En el fondo, La Puntilla y el Puente de la Unidad Nacional en el tramo que conecta Samborondón con Durán.
Imagen aérea del islote El Palmar. En el fondo, La Puntilla y el Puente de la Unidad Nacional en el tramo que conecta Samborondón con Durán. ( )

En febrero pasado, cuando se anunció el nombre del grupo elegido para realizar la obra, la prefecta González anunció que el objetivo es extraer 6,2 millones de metros cúbicos de sedimento.

El material será depositado en una zona de más de 500 hectáreas en el norte de Durán.

El área a intervenir es de unas 418,57 hectáreas.

Obra postergada

El dragado del río Guayas fue una oferta que no pudieron concretar los exprefectos Jimmy Jairala y Carlos Luis Morales (+).

Este último finalizó de manera unilateral, en agosto de 2019, el contrato que el primero había firmado con las Fuerzas Armadas, por 58,8 millones de dólares, pero que no llegó a su ejecución.

Tras la muerte de Morales, en junio de 2020, González ha emprendido una amplia campaña anunciando que el dragado "va porque va".

No obstante, más de dos años después de haber asumido funciones y luego de una serie de eventos, publicidad y también contratiempos para adjudicar la obra, el inicio del dragado podría ver la luz recién en agosto próximo.

Y es que tras la firma del contrato, lo primero que se debe concretar es la instalación de la draga, algo que según la Prefectura tomará 90 días.

Con la maquinaria en funcionamiento, comenzará a correr el plazo de 720 días para extraer el sedimento.