Ecuador

Desde este lunes, por una semana, rigen nuevas reglas para retomar clases presenciales en Ecuador

La modalidad presencial será voluntaria, aunque cantones como Guayaquil anunciaron que no acogerán la disposición.


24 ene 2022 , 07:17

Desde este lunes 24 de enero, los estudiantes podrán volver a las aulas de forma presencial, según resolvió el COE Nacional que redujo a 13 los cantones que se mantienen en semáforo rojo.

La disposición es que todas las instituciones educativas que tengan aprobados sus planes de retorno, ofrecerán las clases presenciales respetando las medidas de bioseguridad y el aforo que permita que cada alumno tenga un espacio individual de 2,25 metros cuadrados.

En los 208 cantones que se mantienen en semáforos amarillo y verde, la disposición regirá para todos los niveles, pero habrá una diferencia en los 13 cantones en semáforo rojo.

“Para este grupo, el espacio individual también será de 2:25, con la diferencia de que la institución podrá escoger los grados en los que se podrá ofrecer las clases presenciales”, comentó María Brown, ministra de Educación.

Pero las clases presenciales no serán obligatorias. “En rojo verde y amarillo, la educación es voluntaria. Las familias tienen la última palabra”, dijo Brown.

Por eso, las instituciones particulares, municipales y fiscomisionales, se unirán a la propuesta según los acuerdos a los que llegarán con los padres de familia.

En Quito, el municipio resolvió acoger las disposiciones y anunció que: "Las clases presenciales en las instituciones educativas municipales se realizarán de manera voluntaria a partir del lunes 24 de enero". Por ello, los alumnos que asistan a las instituciones deberán contar con la autorización expresa de sus padres.

Por otro lado, la alcaldía de Guayaquil, resolvió no acoger la decisión, aduciendo que volver a las aulas multiplica por cuatro el riesgo de contagio de COVID-19, cuando ya son 54 los niños hospitalizados en la ciudad y 8 de ellos en cuidados intensivos.

Mientras tanto, el COE Nacional evaluará la medida el lunes 31 de enero, antes de tomar nuevas decisiones.