Lo Nuevo en Ecuavisa

La paridad de género en el Gobierno, una deuda pendiente

De 18 ministerios, solo cinco están presididos por mujeres.


21 sep 2021 , 15:20

Más del 50% de la población en Ecuador está conformado por mujeres, sin embargo, la representatividad de sus voces en la toma de decisiones es aún una deuda pendiente en el Gobierno.

El pasado 15 de septiembre el presidente Guillermo Lasso, anunció las nuevas cabezas para ocupar dos carteras de Estado. Por un lado, Esteban Bernal como reemplazo de Mae Montaño, en el Ministerio de Inclusión Económica y Social. Mientras que, Pedro Álava, sustituyó a Tanlly Vera, en el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Más allá del cambio de mando, aquello también incide en la participación de las mujeres en espacios de poder. Es que de 18 ministerios solo cinco están ocupados por ellas.

La paridad de género en el Gobierno, una deuda pendiente

La falta de representatividad no es solo evidente en el Gabinete Ministerial, también en las secretarías, pues de ocho solo una está ocupada por una mujer: Bernarda Ordóñez, en la secretaría de Derechos Humanos. Asimismo, de las seis consejerías activas, Andrea Balda, es la única consejera para la Integración Regional y Relaciones Multilaterales de la Comunidad Andina.

Pero ¿cómo afecta aquello en la toma de decisiones? Para Mónica Banegas, directora del Observatorio de Participación Política de la Mujer, "afecta a tal punto, que las decisiones no se toman desde la realidad, desde las necesidades de las ecuatorianas, sino de manera lejana".

Más allá de los números

A pesar de ello, se podría decir que actualmente existen mujeres en cargos relevantes como el Ministerio de Gobierno, la Fiscalía General del Estado, la Policía Nacional, entonces ¿cómo lograr representatividad más allá de los números?

Banegas subraya que la solución es una política activa, "no viendo a las mujeres solo como una manera de llenar un porcentaje o una cuota en los procesos electorales, sino como personas sujetos de derechos".

En la época de campaña electoral las propuestas del Gobierno también abordaron la creación de espacios de liderazgo para mujeres, además de asegurar la igualdad salarial. Sin embargo, resalta Banegas, las políticas públicas deben formularse conociendo esta realidad, es decir, contando con las voces de mujeres para encontrar las soluciones.

Sin embargo, la falta de representatividad no solo sucede en el contexto nacional, de hecho, uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030, expone que "las mujeres siguen estando infrarrepresentadas a todos los niveles de liderazgo político", señala el quinto objetivo.

En ese sentido, el liderazgo y participación política de las mujeres es, según la ONU, "fundamental para fortalecer la democracia y la gobernabilidad" de un país. De esta forma, alcanzar la igualdad de género en Ecuador también dependerá de la voluntad política, resalta Banegas, "sin nosotras no podemos hablar de un gobierno democrático e inclusivo".