01 ene 2014 , 09:29

Schumacher: estable, pero en condición crítica

El expiloto de Fórmula 1 chocó contra una roca tras ayudar a un amigo que tropezó en los Alpes.

Tras ser sometido a una segunda cirugía, los médicos del expiloto alemán, Michael Schumacher, señalan que aún se encuentra en condición crítica y es imposible predecir cómo evolucionará cuando eventualmente despierte. Los últimos escáneres indican que su situación es "relativamente estable". El excampeón de Fórmula 1 permanecerá en el hospital francés de Grenoble, ya que su condición crítica impide su traslado.

"La situación está mejor controlada", declaró el doctor Jean-François Payen en conferencia de prensa. "Pero la familia tiene conciencia de que su estado es todavía muy sensible y que puede pasar cualquier cosa", añadió el equipo de especialistas. Los médicos explicaron que el tratamiento al que está sometido el deportista tiene como fin oxigenar su cerebro y frenar la inflamación. El coma inducido, indicaron, está diseñado para ayudar a su recuperación.

 

La manager del piloto, Sabine Kehm, informó que su familia -su esposa Corinna, su hija Gina Maria y su hijo Mick- se encuentran conmocionados, haciendo vigilia en el hospital. 

 

Más detalles sobre el accidente

Schumacher estaba de vacaciones con su familia en Francia. La mañana del domingo 29 de diciembre, el excorredor llegó hasta las pistas en la estación Meribel, en los Alpes galos, para practicar con su hijo de 14 años y un amigo. Fue precisamente éste el que entregó más detalles del momento exacto en que ocurrió la tragedia que mantiene al siete veces campeón de Fórmula 1 en estado de coma en el hospital de Grenoble. 

 

De acuerdo a lo informado por Kehm, el alemán entró en una zona de nieve virgen tras ayudar a su amigo, quien se había tropezado. Al querer girar para retomar su curso, Schumacher se golpeó con una roca, voló por el cielo y chocó violentamente contra otra roca.

 

“Ha sido una cadena de acontecimientos extremadamente desafortunados. En ningún caso esto ha ocurrido por el hecho de que él haya ido muy rápido”, aclaró Kehm. El impacto fue tal que el casco que protegía la cabeza del mejor corredor de la historia quedó destruido. 

 

Hasta ahora no se conocían detalles del accidente, salvo que Schumacher estaba con otra persona, además de su hijo, al sufrir la caída. “Schumi”, como es conocido por una afición que lo idolatra, fue trasladado en helicóptero, aparentemente consciente, hasta el hospital de Grenoble, donde está siendo atendido por los mejores especialistas disponibles. Incluso el doctor Gerard Saillant, un reputado neurólogo parisino, llegó con escolta policial al centro médico.

 

El expiloto cumplirá 45 años este 3 de enero.

Noticias
Recomendadas