01 ene 2014 , 05:51

Nadal y su entrenador caen en cuartos de final de dobles

El siguiente rival del tenista español será el letón Ernests Gulbis, número 24 del ranking.

La pareja española formada por Rafael Nadal y su técnico Francisco Roig perdió hoy en cuartos de final del torneo de Doha frente al dúo integrado por el bosnio Ivan Dodig y el brasileño Marcelo Melo por 6-4 y 7-6(1).

 

Minutos después de luchar durante casi dos horas y media para vencer al alemán Tobias Kamke en el cuadro individual, Nadal regresó a la pista para, en compañía de Roig, jugar su partido de dobles frente a la pareja tercera cabeza de serie.

 

Después de una hora y trece minutos de juego, Nadal y Roig, que hace las veces de entrenador cuando no está el tío de Rafa, Toni Nadal, se inclinaron ante sus rivales.

 

En apenas cinco minutos Rafa tomó ventaja en el marcador. Metido en pista, abriendo ángulos con su derecha y ganando la partida mental a un Kamke que se vio de manera temprana contra las cuerdas. El alemán cambió de planes, acabó con su paciencia y jugó cada golpe a modo de ganador, situación que derivó en sumar más fallos que aciertos y permitir al español controlar su renta en el luminoso hasta sellar el primer set en su casillero pasada la media hora de juego. La puntilla pudo llegar ya en el primer juego del segundo acto, pero un derechazo cruzado de Kamke a 145 km/h y dos derechas cruzadas a la red de Rafa evitaron el segundo break del partido. Ley del tenis, acabó siendo el alemán quien tomara ventaja al hacer efectiva la primera opción que tuvo al resto (1-3). Aunque Nadal recuperó la desventaja adquirida y forzó el tie-break, el teutón forzó la tercera manga al ganar de manera autoritaria la muerte súbita.

 

Los 23 grados de temperatura y la fatiga propia del fin de pretemporada hicieron que el tercer acto se consumiera sin brillo. El choque se convirtió en un ida y vuelta sin dominador claro. Nadal distaba mucho del director de orquesta del primer set y Kamke del cañonero del segundo. Una doble falta del teutón con break en contra en el octavo juego supuso la condena para él. Nadal, excesivamente errático a estas alturas, aprovechó el detalle para cerrar el partido y sellar el billete a la siguiente ronda.

 

A la conclusión del partido, se pudo ver a Nadal disputar un partido de fútbol tenis con los jugadores del PSG Zlatan Ibrahimovic y Thiago Silva, un rato de distensión antes de afrontar su próximo escollo en tierras qataríes. Su siguiente rival será el letón Ernests Gulbis, número 24 del ranking al que Rafa le ha ganado en sus seis duelos previos.

 

Noticias
Recomendadas