Crónica roja

Los Choneros y los Lagartos se disputan el control del tráfico de drogas en Montañita, Santa Elena

Frente a esta situación, la comuna fue declarada como circuito especial de seguridad.


15 sep 2021 , 12:54

Bandas criminales como los Choneros y los Lagartos se disputan el control del tráfico de drogas en la comuna Montañita, en la provincia de Santa Elena, que fue declarada como circuito especial de seguridad.

Con el atardecer se abre la puerta a un mundo con sus propias reglas. Algunos le dicen el pueblo de la luz, es un encantador balneario que atrae a miles de turistas cada fin de semana. Pero, detrás de este ambiente se esconde un universo paralelo en el que el microtráfico es su principal problema.

Y es que la masiva llegada de personas cada fin de semana se convierte en un mercado tentador para los vendedores de droga en pequeñas dosis, que pueden recaudar, ilegalmente, miles de dólares en una sola noche.

Según la Policía así funciona la red: El distribuidor reparte la droga con varias personas que recorren la comuna, no se quedan en un solo lugar, se mueven para despistar los controles, para dividir su territorio se adueñan de cuadras y varios sectores de la playa, es un mecanismo que se activa a diario.

Las principales drogas que se consumen en Montañita son la cocaína, la H y la marihuana. Sin embargo, las autoridades han identificado un mercado que va en ascenso y es el consumo de éxtasis o alucinógenos que se comercializan en esta comunidad.

Por eso las autoridades declararon a esta comuna como un circuito especial de seguridad para hacerle frente a las redes criminales que quieren dominar Montañita.

Los Choneros y los Lagartos son las dos principales organizaciones criminales que quieren dominar el tráfico de drogas en Montañita, por eso se dispuso la llegada de agentes de la Policía Judicial, Dirección de Inteligencia, Antinarcóticos y Grupo de Operaciones motorizadas.

Los operativos iniciaron y el objetivo es identificar a todos los involucrados en estas mafias del tráfico de drogas. Los agentes recorrieron calles, exteriores de discotecas, bares y la playa, aunque en medio de tanta gente es muy difícil reconocer a los microtraficantes.

A los patrullajes de la Policía se suman 8 voluntarios que fueron designados por la comuna como agentes civiles de seguridad en un intento desesperado por combatir la inseguridad. Su rol es recorrer este poblado y avisar a la Policía si detectan algún delito, nada más que eso.

Los negocios deben cerrar a las 3 de la mañana, no se puede beber en la vía pública y el consumo de drogas es prohibido, al menos eso dice la ley, pero aquí hay quienes aún rompen las reglas y tienen a Montañita en alerta.