Andrés Vílchez aniquiló el miedo de interpretar al villano de “Sharon 2”

La novela, según el actor peruano, potencia el mensaje contra la violencia hacia la mujer.

La novela, según el actor peruano, potencia el mensaje contra la violencia hacia la mujer. Foto: ecuavisa.com
20 Agosto, 2019, 8:49 am
Por: Javier Vite 
Vencer el miedo. Eso fue lo que hizo el actor peruano Andrés Vílchez al asumir el reto de interpretar al villano en “Sharon 2”, que se estrena la noche del martes 20 de agosto de 2019 por la pantalla de Ecuavisa.
 
En la segunda parte de la telenovela sobre la diva ecuatoriana, Vílchez se pone la piel de Aníbal Andrade, quien fue la última pareja y mánager de la recordada intérprete de “Corazón valiente”. 
 
 
“Manipulador, celoso, agresivo…”. Así describe el peruano a su personaje. Y “antagónico”. Clave para la profesión y sus 28 años de edad. “Yo le tengo respeto a los antagónicos. Pasar de un protagónico a un antagónico es algo que va a marcar tu carrera”.
 
En 2018, Vílchez dejó de protagonizar en su país natal la telenovela “Ven, baila, quinceañera”, que duró 3 años y fue muy famosa en Perú.
 
Entonces, el personaje de Aníbal llegó a él. “Me llama un amigo y me dice que hay gente de Ecuador que está buscando un personaje muy fuerte en una novela que se llama ‘Sharon, la Hechicera’. Y yo dije chévere, algo juvenil, algo como ‘Sabrina, la bruja adolescente’ o algo así”, recuerda, entre risas y encaramado en un mueble en el lobby de Ecuavisa, en el Cerro del Carmen, en Guayaquil, horas antes del estreno de la teleserie.
 
“Yo no conocía mucho sobre Sharon. Se contactan conmigo y me mandan el casting. Yo comienzo a investigar porque a la par también era un papel antagónico”.
 
Tras enviarlo, queda preseleccionado y viene a Ecuador para hacer otro con la actriz María Fernanda Ríos, quien personifica a la cantante de "El Pimpollo". “Vine, hice el casting, me regresé a Perú y a las 3-4 semanas me dieron la respuesta. Yo salté en un pie”. 
 
 
 



Foto: IG Andrés Vílchez
 
 
 
Actuación y respeto
 
El peso que tendrá Aníbal Andrade en la historia es decisivo. Y Andrés Vílchez tuvo que hacer a un lado sus temores.  “Manejo la interpretación con bastante respeto hacia la familia de la persona de la que estamos hablando y también hacia la familia de Sharon”. 
 
“He tenido un poquito de miedo de que la gente lo vaya a malinterpretar porque es un tema muy delicado, muy polémico, pero mi trabajo es ser actor, así que sin miedo, hagámoslo”.
 
Y es lo que ha hecho, dice, de ahí en adelante: “dejar el miedo a un costado y poder personificarlo como yo lo veo y también como los directores lo veían”. 
  
La preparación del personaje abarcó el repaso de videos de la persona que encarnaría y conversaciones y reuniones para que le cuenten “cosas” que no estuvieran circulando en redes sociales.
 
Muchos actores aseguran que personificar al villano de una historia les permite disfrutar mucho más que cuando hacen del bueno del cuento. Vílchez, con su Aníbal Andrade, lo ratifica: “Es algo rico porque me permite hacer cosas que yo no haría en mi día a día. Ya sea poder mandar a volar a una persona (ríe), el poder destruir un televisor. La ira y esas cosas te las permite la actuación”.   
 
 
De la “tristeza” a la “química bien bonita”
 
El actor peruano vivió en Guayaquil 6 meses por las grabaciones: desde agosto de 2018 a febrero de 2019. Al comienzo fue “demasiado triste porque no conocía absolutamente a nadie. Llegar a un país que no es el tuyo, no conoces los lugares, no tienes amigos. Pero una vez que las grabaciones comenzaron todo cambió porque logré una química bien bonita con el elenco y con toda la producción”.
 
Era la segunda ocasión que dejaba Perú engarzado a sus sueños. La anterior ocasión fue por 5 semanas para filmar una película en República Dominicana.
 
Y entre Ecuador y República Dominicana, con cuál experiencia se queda Andrés? “Con la de acá, de lejos. Esto es único. Es la novela que me está haciendo cruzar la frontera y me está abriendo puertas a otro países”.
 
 



Foto: IG Andrés Vílchez
 
 
 
Decir basta a la violencia contra la mujer
 
Abordar dolorosos y controversiales temas como la violencia contra la mujer y el femicidio alrededor del personaje de Sharon “es importante para que la gente pueda aprender en casa”, dice el actor. 
 
“Para que las mujeres puedan decir basta, si les está pasando este tipo de cosas. No quiero que me pase esto o por qué permito que pase esto. Es algo para que la voz pueda ser escuchada”.
 
“Esto le puede pasar a un niño, a una niña, a ti, a mí, a una mujer, a cualquier persona. Es para que la gente se pueda concientizar de que no estamos en una época en la que tenemos que ser sumisos a lo que nos digan los otros”, reflexiona Vílchez.
 
¿Cómo es Andrés en el trato hacia a las mujeres? Ah, un bobo (ríe) porque puedo ser la persona más inocente. Tengo bastante cuidado con el respeto hacia la mujer, admiro bastante a la mujer que surge”. 
 
 
Perseguir las oportunidades
 
Vílchez actualmente protagoniza en Perú una telenovela que se titula “En la piel de Alicia”, producción en la que interpreta a un chico introvertido y antisocial y que es uno de los sospechosos de la violación de la protagonista. 
 
A fines de 2019 volverá a la pantalla grande con las segundas partes de 2 películas.
 
Eso, mientras tiene fijo seguir buscando oportunidades fuera de Perú, ya sea en Ecuador o en otro país. Total, ya venció el miedo una y otra vez. 
 
Vencer el miedo. Eso fue lo que hizo el actor peruano Andrés Vílchez al asumir el reto de interpretar al villano en “Sharon 2”, que se estrena la noche del martes 20 de agosto de 2019 por la pantalla de Ecuavisa.
 
En la segunda parte de la telenovela sobre la diva ecuatoriana, Vílchez se pone la piel de Aníbal Andrade, quien fue la última pareja y mánager de la recordada intérprete de “Corazón valiente”. 
 
 
“Manipulador, celoso, agresivo…”. Así describe el peruano a su personaje. Y “antagónico”. Clave para la profesión y sus 28 años de edad. “Yo le tengo respeto a los antagónicos. Pasar de un protagónico a un antagónico es algo que va a marcar tu carrera”.
 
En 2018, Vílchez dejó de protagonizar en su país natal la telenovela “Ven, baila, quinceañera”, que duró 3 años y fue muy famosa en Perú.
 
Entonces, el personaje de Aníbal llegó a él. “Me llama un amigo y me dice que hay gente de Ecuador que está buscando un personaje muy fuerte en una novela que se llama ‘Sharon, la Hechicera’. Y yo dije chévere, algo juvenil, algo como ‘Sabrina, la bruja adolescente’ o algo así”, recuerda, entre risas y encaramado en un mueble en el lobby de Ecuavisa, en el Cerro del Carmen, en Guayaquil, horas antes del estreno de la teleserie.
 
“Yo no conocía mucho sobre Sharon. Se contactan conmigo y me mandan el casting. Yo comienzo a investigar porque a la par también era un papel antagónico”.
 
Tras enviarlo, queda preseleccionado y viene a Ecuador para hacer otro con la actriz María Fernanda Ríos, quien personifica a la cantante de "El Pimpollo". “Vine, hice el casting, me regresé a Perú y a las 3-4 semanas me dieron la respuesta. Yo salté en un pie”. 
 
 
 
Foto: IG Andrés Vílchez
 
 
 
Actuación y respeto
 
El peso que tendrá Aníbal Andrade en la historia es decisivo. Y Andrés Vílchez tuvo que hacer a un lado sus temores.  “Manejo la interpretación con bastante respeto hacia la familia de la persona de la que estamos hablando y también hacia la familia de Sharon”. 
 
“He tenido un poquito de miedo de que la gente lo vaya a malinterpretar porque es un tema muy delicado, muy polémico, pero mi trabajo es ser actor, así que sin miedo, hagámoslo”.
 
Y es lo que ha hecho, dice, de ahí en adelante: “dejar el miedo a un costado y poder personificarlo como yo lo veo y también como los directores lo veían”. 
  
La preparación del personaje abarcó el repaso de videos de la persona que encarnaría y conversaciones y reuniones para que le cuenten “cosas” que no estuvieran circulando en redes sociales.
 
Muchos actores aseguran que personificar al villano de una historia les permite disfrutar mucho más que cuando hacen del bueno del cuento. Vílchez, con su Aníbal Andrade, lo ratifica: “Es algo rico porque me permite hacer cosas que yo no haría en mi día a día. Ya sea poder mandar a volar a una persona (ríe), el poder destruir un televisor. La ira y esas cosas te las permite la actuación”.   
 
 
De la “tristeza” a la “química bien bonita”
 
El actor peruano vivió en Guayaquil 6 meses por las grabaciones: desde agosto de 2018 a febrero de 2019. Al comienzo fue “demasiado triste porque no conocía absolutamente a nadie. Llegar a un país que no es el tuyo, no conoces los lugares, no tienes amigos. Pero una vez que las grabaciones comenzaron todo cambió porque logré una química bien bonita con el elenco y con toda la producción”.
 
Era la segunda ocasión que dejaba Perú engarzado a sus sueños. La anterior ocasión fue por 5 semanas para filmar una película en República Dominicana.
 
Y entre Ecuador y República Dominicana, con cuál experiencia se queda Andrés? “Con la de acá, de lejos. Esto es único. Es la novela que me está haciendo cruzar la frontera y me está abriendo puertas a otro países”.
 
 
Foto: IG Andrés Vílchez
 
 
 
Decir basta a la violencia contra la mujer
 
Abordar dolorosos y controversiales temas como la violencia contra la mujer y el femicidio alrededor del personaje de Sharon “es importante para que la gente pueda aprender en casa”, dice el actor. 
 
“Para que las mujeres puedan decir basta, si les está pasando este tipo de cosas. No quiero que me pase esto o por qué permito que pase esto. Es algo para que la voz pueda ser escuchada”.
 
“Esto le puede pasar a un niño, a una niña, a ti, a mí, a una mujer, a cualquier persona. Es para que la gente se pueda concientizar de que no estamos en una época en la que tenemos que ser sumisos a lo que nos digan los otros”, reflexiona Vílchez.
 
¿Cómo es Andrés en el trato hacia a las mujeres? Ah, un bobo (ríe) porque puedo ser la persona más inocente. Tengo bastante cuidado con el respeto hacia la mujer, admiro bastante a la mujer que surge”. 
 
 
Perseguir las oportunidades
 
Vílchez actualmente protagoniza en Perú una telenovela que se titula “En la piel de Alicia”, producción en la que interpreta a un chico introvertido y antisocial y que es uno de los sospechosos de la violación de la protagonista. 
 
A fines de 2019 volverá a la pantalla grande con las segundas partes de 2 películas.
 
Eso, mientras tiene fijo seguir buscando oportunidades fuera de Perú, ya sea en Ecuador o en otro país. Total, ya venció el miedo una y otra vez.