José Ramón Barreto, el libertador de corazones en "Sharon 2"

Actor venezolano interpreta al abogado que ayuda a Samantha con custodia de hermano.

El actor venezolano interpreta al abogado que ayudará a Samantha a conseguir la custodia de su hermano. Foto: Ecuavisa
1 Agosto, 2019, 10:00 pm
Por: Javier Vite 
Satisfecho, feliz y agradecido. Bien podría describirse con esas 3 palabras cómo se encuentra en estos momentos José Ramón Barreto, el actor venezolano que forma parte del elenco de “Sharon 2”, por estrenarse este 20 de agosto en la pantalla de Ecuavisa.
 
 
 
El caraqueño, que este 2 de agosto de 2019 cumple 28 años de edad, interpreta en la producción televisiva a Daniel Segale, el abogado protector y responsable de ayudar a Samantha Reyes, la hija de la fallecida Hechicera a conseguir la custodia y la patria potestad de su hermano Giovanito.
 
“Es un caso importante para la vida de Samantha porque así como llevaba todo el caso y el juicio de su madre, también tenía que abarcar esta responsabilidad que le tocaba tomar”. 
 
“Este personaje entra a su vida para darle ese apoyo, esa mano y para enamorarse de Samantha. Ya verán una historia romántica de Daniel Segale y Samantha Reyes dentro de la novela”, cuenta Barreto desde un hotel del centro de Guayaquil. 
 
Adelanta que Daniel es muy cabal y racional dentro de la historia porque “trata siempre de centrar un poco los pies sobre la tierra a Samantha y a la familia, pero también es una persona altamente sensible, que se conmueve con la historia de ella. Y eso es lo que la hace conectarse y hasta enamorarse. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fotos: José Ramón Barreto
 
 
 
¿Cómo logró el papel? Para el actor, fue un conjunto de “cosas y momentos que se juntaron”. “Estaba en Caracas junto a mi socio y director, que luego terminó siendo uno de los directores de ‘Sharon 2’, Jorge Souki, editando un cortometraje que producimos en Bogotá, Colombia, y lo llaman a él para unas entrevistas con Ecuavisa y luego se entera que están buscando a un actor de ciertas características, él me propuso”.
 
“A la vez, yo estaba propuesto por mi manager por un nexo que tiene con el productor. Y me llamaron de Ecuavisa para presentar una prueba por video, conocernos y a los 2-3 días ya estaba volando a Guayaquil para las grabaciones de Sharon”, recuerda José Ramón.
 
 
Y una vez que consiguió el papel, tenía que hacer –e hizo- su tarea: “Indagué mucho en términos legales, cosa que me tocaba hacer mucho dentro de la historia, porque es un abogado. Y me fui por el lado sensible del personaje, traté de buscar justamente cosas en mí sensibles y que están por ahí siempre como escondidas como persona y ponerlas al servicio de este personaje”.  
 
El actor sabía en un inicio que la historia trataba de una cantante muy conocida en Ecuador y de su hija. “Me sorprendió cuando lo conocí y más aún conocí a Samantha y a todo el equipo, que fue conocer de primera mano todo lo que ha pasado”.
 
José Ramón valora que la producción televisiva trata el femicidio, una problemática que azota a muchos países, entre ellos el Ecuador. “Ha sido una gran responsabilidad pertenecer a un proyecto que le plante cara a la sociedad con un problema como es el femicidio y a su vez con una persona conocida y tan querida para el pueblo ecuatoriano como fue Sharon”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fotos: José Ramón Barreto
 
 
 
 
Considera que la experiencia con su personaje del abogado ha sido positiva. “No solo por la calidad de personas que conocí sino por la calidad técnica, la calidad artística, las ganas que hay de hacer cosas mejores para el país y para afuera, me pareció muy interesante”.
 
 
Como también fue buena la relación con el equipo de “Sharon 2”. Opina que fue un gran grupo. “Hicimos un grupo muy compacto, desde el equipo técnico hasta el equipo de productores y actores. Se organizaban campeonatos de fútbol, entre actores y elenco, elenco y productores, fue súper bien, la verdad”.
 
Durante los 6 meses que duraron las grabaciones de la telenovela “me sentí muy querido por el equipo, por los compañeros. Desde el primer momento fui gratamente recibido, siempre me sacaban a comer, me llevaban para fiestas”.
 
Todo actor y toda producción guardan anécdotas. Y José Ramón y “Sharon 2” no podían ser la excepción: “Hubo días en que tuvimos que hacer escenas bajo la lluvia, bajo una matica que nos tapaba un poco. Fue hacer como 5 escenas seguidas sin hacer ningún corte, porque no nos daba el tiempo por la hora. Entonces, tuvimos que haber hecho 5 escenas de golpe como si fuese una sola”.
 
También se le vienen a la mente los momentos graciosos con Alejandro, el niño que interpreta al hermanito de Samantha. “Nos reímos muchísimo con él a la hora de grabar. Es un niño muy elocuente, muy extrovertido, tiene una chispa particular. Cuando le tocaba hacer de enfermito o que se sentía mal, de verdad lo hacía y era muy gracioso. Sharon tuvo un grupo muy divertido”, destaca.
 
El artista venezolano cuenta que tras finalizar las grabaciones de la segunda parte de la novela de la popular cantante, “resolvió otras inquietudes artísticas”, como la producción, la dirección y la creación de espectáculos. Guayaquil, reseña, “me dio la oportunidad de estrenar 2 espectáculos teatrales no convencionales, con los que estuve todo el año en temporada en diferentes sitios y rodándolo por todo el Ecuador”.
 
Por ahora, está a la espera de un par de proyectos para televisión y uno para cine. “El segundo semestre del año va a estar cargado de trabajo”, resalta.     
 
¿Planea volver a trabajar en Ecuador? “Claro que sí”, dice, rotundo. “Me encantaría volver cuantas veces sea necesario, cuantas veces se requiera porque me encantó el pueblo guayaquileño. El pueblo ecuatoriano fue muy cercano conmigo desde el primer día y eso lo agradezco mucho. Eso es algo que atrapa y enamora mucho”.
 
 
 
 
 
 

Foto:José Ramón Barreto
 

 

“'Bolívar' es una bendición para mi carrera”
 
 
Previo a su participación en “Sharon 2”, el actor venezolano José Ramón Barreto interpretó a su compatriota, el general Simón Bolívar, quien ayudó a varias naciones de Latinoamérica a independizarse de España. Todo un reto para el histrión caraqueño de 28 años. 
 
 
 
 
En la serie que ya se puede ver a través de la plataforma de streaming Netflix, José Ramón personifica a Bolívar en la etapa adolescente y juvenil. “Él empieza siendo el niño de clase social alta que consigue un título noble para casarse y heredar un mayorazgo, dinero, tierras, y para allá iba su vida. Y empieza a pasar las pérdidas que sufre a los 17-18 años, se logra casar y pierde también a su esposa. La transición de ese niño al joven adulto que empieza a tener ideas independentistas y libertarias”.
 
Este periodo “fue una etapa muy especial, básicamente desde los 17 años hasta los 31 años aproximadamente, cuando sale de Jamaica y regresa a la Nueva Granada para ya liberar definitivamente al continente”, agrega. 
 
Como se imaginarán, lograr ese papel requirió de mucho esfuerzo. “Busqué clases de caballo y de esgrima y empecé a grabarme para enviársela a los productores como parte de los castings. Fue prueba tras prueba y en diciembre de 2017 nos dieron la noticia que habíamos quedado”.
 
 
 


Foto: José Ramón Barreto
 
 
 
Luego vendrían otras exigencias: bajar de peso y dejarse crecer el bigote, por ejemplo. “También demandaba conocimiento social de la historia. Tuve que leer muchos escritos de él mismo, todos sus decretos… Fue más un trabajo de lectura y de imaginación”.
 
Grabada entre Colombia y España, la grabación de la serie le exigió jornadas de 14 a 16 horas diarias en lugares con mucho calor o mucho frío. 
 
El actor cree que personificar al libertador en la etapa que le correspondió fue una gran responsabilidad. “De él se ha dicho tanto, que puede ser tan contradictorio a la vez. Y tú no sabes si eso llega a hacer contraproducente para la carrera de uno o puede ser la gloria. Puede ser un punto de quiebre para bien o para mal. A mí que me apasiona hacer esto, era el reto perfecto”, reflexiona el venezolano ante las cámaras de ecuavisa.com
 
Tras caracterizar a uno de los grandes hombres de la historia latinoamericana, Barreto pondera a la persona y al personaje: “Tuvo un momento de transición en su vida y un momento que sí decidió tomar en serio el plan de liberar un continente entero y de la forma en que lo hizo, tan valiente y decidido. Ciertas cosas también produjeron errores históricos que se siguen dando en el presente”. 
 
 
 


Foto: José Ramón Barreto
 
 
La serie, explica el artista, plantea inquietudes históricas como “si lo hicimos tan bien como pensábamos o como nos habían dicho o si hay cosas que tenemos que mejorar y cambiar definitivamente para ser una sociedad realmente consagrada, independiente de pensamiento y de cultura”. 
 
La producción internacional recrea la vida y también los amores de Bolívar. ¿Se asemejan el actor y el libertador? “Con respecto a las mujeres, me considero una persona fiel y leal a mis sentimientos. Eso es lo que siempre me siembra de una persona y lo que me hace echar raíces siempre”, precisa. 
 
“Quisiera parecerme (a Bolívar) en su ímpetu, en sus ganas, en sus determinaciones, pero creo Bolívar es un personaje con unas características indescifrables”.
 
¿Qué tal acogida ha tenido la serie? “Todos los comentarios son positivos. La ven en tantas partes del mundo que a mí eso me llena de mucha felicidad, porque cuando uno empieza a formarse como actor, lo que desea es que lo vea la mayor cantidad de personas. Es muy gratificante y es una bendición, es un regalo para mi carrera”.
 
Y pensar que esto fue, al principio, más un sueño de su abuela que de él. Ella le vio “madera de actor” y lo llevaba a castings todo el día en su natal Venezuela, “y no quedaba en nada”. Pero ella y él se engarzaron a la persistencia. Y así, a los 14 años protagonizó una serie de televisión infantil que se llamaba “Túkiti, crecí de una”, en RCTV. “Y eso trajo después otra novela tras otra y así sucesivamente”, resume José Ramón.
 
Y todo “eso me fue llevando hasta Bolívar, prácticamente”. Todo desde aquel 2006 con 14 años.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fotos: José Ramón Barreto

 

 

Satisfecho, feliz y agradecido. Bien podría describirse con esas 3 palabras cómo se encuentra en estos momentos José Ramón Barreto, el actor venezolano que forma parte del elenco de “Sharon 2”, por estrenarse este 20 de agosto en la pantalla de Ecuavisa.
 
 
 
El caraqueño, que este 2 de agosto de 2019 cumple 28 años de edad, interpreta en la producción televisiva a Daniel Segale, el abogado protector y responsable de ayudar a Samantha Reyes, la hija de la fallecida Hechicera a conseguir la custodia y la patria potestad de su hermano Giovanito.
 
“Es un caso importante para la vida de Samantha porque así como llevaba todo el caso y el juicio de su madre, también tenía que abarcar esta responsabilidad que le tocaba tomar”. 
 
“Este personaje entra a su vida para darle ese apoyo, esa mano y para enamorarse de Samantha. Ya verán una historia romántica de Daniel Segale y Samantha Reyes dentro de la novela”, cuenta Barreto desde un hotel del centro de Guayaquil. 
 
Adelanta que Daniel es muy cabal y racional dentro de la historia porque “trata siempre de centrar un poco los pies sobre la tierra a Samantha y a la familia, pero también es una persona altamente sensible, que se conmueve con la historia de ella. Y eso es lo que la hace conectarse y hasta enamorarse. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fotos: José Ramón Barreto
 
 
 
¿Cómo logró el papel? Para el actor, fue un conjunto de “cosas y momentos que se juntaron”. “Estaba en Caracas junto a mi socio y director, que luego terminó siendo uno de los directores de ‘Sharon 2’, Jorge Souki, editando un cortometraje que producimos en Bogotá, Colombia, y lo llaman a él para unas entrevistas con Ecuavisa y luego se entera que están buscando a un actor de ciertas características, él me propuso”.
 
“A la vez, yo estaba propuesto por mi manager por un nexo que tiene con el productor. Y me llamaron de Ecuavisa para presentar una prueba por video, conocernos y a los 2-3 días ya estaba volando a Guayaquil para las grabaciones de Sharon”, recuerda José Ramón.
 
 
Y una vez que consiguió el papel, tenía que hacer –e hizo- su tarea: “Indagué mucho en términos legales, cosa que me tocaba hacer mucho dentro de la historia, porque es un abogado. Y me fui por el lado sensible del personaje, traté de buscar justamente cosas en mí sensibles y que están por ahí siempre como escondidas como persona y ponerlas al servicio de este personaje”.  
 
El actor sabía en un inicio que la historia trataba de una cantante muy conocida en Ecuador y de su hija. “Me sorprendió cuando lo conocí y más aún conocí a Samantha y a todo el equipo, que fue conocer de primera mano todo lo que ha pasado”.
 
José Ramón valora que la producción televisiva trata el femicidio, una problemática que azota a muchos países, entre ellos el Ecuador. “Ha sido una gran responsabilidad pertenecer a un proyecto que le plante cara a la sociedad con un problema como es el femicidio y a su vez con una persona conocida y tan querida para el pueblo ecuatoriano como fue Sharon”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fotos: José Ramón Barreto
 
 
 
 
Considera que la experiencia con su personaje del abogado ha sido positiva. “No solo por la calidad de personas que conocí sino por la calidad técnica, la calidad artística, las ganas que hay de hacer cosas mejores para el país y para afuera, me pareció muy interesante”.
 
 
Como también fue buena la relación con el equipo de “Sharon 2”. Opina que fue un gran grupo. “Hicimos un grupo muy compacto, desde el equipo técnico hasta el equipo de productores y actores. Se organizaban campeonatos de fútbol, entre actores y elenco, elenco y productores, fue súper bien, la verdad”.
 
Durante los 6 meses que duraron las grabaciones de la telenovela “me sentí muy querido por el equipo, por los compañeros. Desde el primer momento fui gratamente recibido, siempre me sacaban a comer, me llevaban para fiestas”.
 
Todo actor y toda producción guardan anécdotas. Y José Ramón y “Sharon 2” no podían ser la excepción: “Hubo días en que tuvimos que hacer escenas bajo la lluvia, bajo una matica que nos tapaba un poco. Fue hacer como 5 escenas seguidas sin hacer ningún corte, porque no nos daba el tiempo por la hora. Entonces, tuvimos que haber hecho 5 escenas de golpe como si fuese una sola”.
 
También se le vienen a la mente los momentos graciosos con Alejandro, el niño que interpreta al hermanito de Samantha. “Nos reímos muchísimo con él a la hora de grabar. Es un niño muy elocuente, muy extrovertido, tiene una chispa particular. Cuando le tocaba hacer de enfermito o que se sentía mal, de verdad lo hacía y era muy gracioso. Sharon tuvo un grupo muy divertido”, destaca.
 
El artista venezolano cuenta que tras finalizar las grabaciones de la segunda parte de la novela de la popular cantante, “resolvió otras inquietudes artísticas”, como la producción, la dirección y la creación de espectáculos. Guayaquil, reseña, “me dio la oportunidad de estrenar 2 espectáculos teatrales no convencionales, con los que estuve todo el año en temporada en diferentes sitios y rodándolo por todo el Ecuador”.
 
Por ahora, está a la espera de un par de proyectos para televisión y uno para cine. “El segundo semestre del año va a estar cargado de trabajo”, resalta.     
 
¿Planea volver a trabajar en Ecuador? “Claro que sí”, dice, rotundo. “Me encantaría volver cuantas veces sea necesario, cuantas veces se requiera porque me encantó el pueblo guayaquileño. El pueblo ecuatoriano fue muy cercano conmigo desde el primer día y eso lo agradezco mucho. Eso es algo que atrapa y enamora mucho”. 
 
 
 
 
 
Foto:José Ramón Barreto
 
 
“'Bolívar' es una bendición para mi carrera”
 
 
Previo a su participación en “Sharon 2”, el actor venezolano José Ramón Barreto interpretó a su compatriota, el general Simón Bolívar, quien ayudó a varias naciones de Latinoamérica a independizarse de España. Todo un reto para el histrión caraqueño de 28 años. 
 
 
 
 
En la serie que ya se puede ver a través de la plataforma de streaming Netflix, José Ramón personifica a Bolívar en la etapa adolescente y juvenil. “Él empieza siendo el niño de clase social alta que consigue un título noble para casarse y heredar un mayorazgo, dinero, tierras, y para allá iba su vida. Y empieza a pasar las pérdidas que sufre a los 17-18 años, se logra casar y pierde también a su esposa. La transición de ese niño al joven adulto que empieza a tener ideas independentistas y libertarias”.
 
Este periodo “fue una etapa muy especial, básicamente desde los 17 años hasta los 31 años aproximadamente, cuando sale de Jamaica y regresa a la Nueva Granada para ya liberar definitivamente al continente”, agrega. 
 
Como se imaginarán, lograr ese papel requirió de mucho esfuerzo. “Busqué clases de caballo y de esgrima y empecé a grabarme para enviársela a los productores como parte de los castings. Fue prueba tras prueba y en diciembre de 2017 nos dieron la noticia que habíamos quedado”.
 
 
 
Foto: José Ramón Barreto
 
 
 
Luego vendrían otras exigencias: bajar de peso y dejarse crecer el bigote, por ejemplo. “También demandaba conocimiento social de la historia. Tuve que leer muchos escritos de él mismo, todos sus decretos… Fue más un trabajo de lectura y de imaginación”.
 
Grabada entre Colombia y España, la grabación de la serie le exigió jornadas de 14 a 16 horas diarias en lugares con mucho calor o mucho frío. 
 
El actor cree que personificar al libertador en la etapa que le correspondió fue una gran responsabilidad. “De él se ha dicho tanto, que puede ser tan contradictorio a la vez. Y tú no sabes si eso llega a hacer contraproducente para la carrera de uno o puede ser la gloria. Puede ser un punto de quiebre para bien o para mal. A mí que me apasiona hacer esto, era el reto perfecto”, reflexiona el venezolano ante las cámaras de ecuavisa.com
 
Tras caracterizar a uno de los grandes hombres de la historia latinoamericana, Barreto pondera a la persona y al personaje: “Tuvo un momento de transición en su vida y un momento que sí decidió tomar en serio el plan de liberar un continente entero y de la forma en que lo hizo, tan valiente y decidido. Ciertas cosas también produjeron errores históricos que se siguen dando en el presente”. 
 
 
 
Foto: José Ramón Barreto
 
 
La serie, explica el artista, plantea inquietudes históricas como “si lo hicimos tan bien como pensábamos o como nos habían dicho o si hay cosas que tenemos que mejorar y cambiar definitivamente para ser una sociedad realmente consagrada, independiente de pensamiento y de cultura”. 
 
La producción internacional recrea la vida y también los amores de Bolívar. ¿Se asemejan el actor y el libertador? “Con respecto a las mujeres, me considero una persona fiel y leal a mis sentimientos. Eso es lo que siempre me siembra de una persona y lo que me hace echar raíces siempre”, precisa. 
 
“Quisiera parecerme (a Bolívar) en su ímpetu, en sus ganas, en sus determinaciones, pero creo Bolívar es un personaje con unas características indescifrables”.
 
¿Qué tal acogida ha tenido la serie? “Todos los comentarios son positivos. La ven en tantas partes del mundo que a mí eso me llena de mucha felicidad, porque cuando uno empieza a formarse como actor, lo que desea es que lo vea la mayor cantidad de personas. Es muy gratificante y es una bendición, es un regalo para mi carrera”.
 
Y pensar que esto fue, al principio, más un sueño de su abuela que de él. Ella le vio “madera de actor” y lo llevaba a castings todo el día en su natal Venezuela, “y no quedaba en nada”. Pero ella y él se engarzaron a la persistencia. Y así, a los 14 años protagonizó una serie de televisión infantil que se llamaba “Túkiti, crecí de una”, en RCTV. “Y eso trajo después otra novela tras otra y así sucesivamente”, resume José Ramón.
 
Y todo “eso me fue llevando hasta Bolívar, prácticamente”. Todo desde aquel 2006 con 14 años.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fotos: José Ramón Barreto