Faltan 11 obras de reconstrucción en Manabí

Desde el terremoto se contemplaron 97 obras para impulsar la economía en la provincia.

Pescadores de Manabí esperan obras prometidas. Foto: Referencial
16 Abril, 2019, 3:39 pm
Por: Redacción 
La reactivación económica de las zonas devastadas por el terremoto fue una de las propuestas del anterior Gobierno. La actual administración asegura haber invertido 477 millones de dólares en grandes estructuras para potenciar la economía, pero no todas las obras están listas, algunas tienen retrasos de hasta un año.  
 
 
 
 
En la playa de Crucita en la provincia de Manabí, los pescadores comentan que el terremoto no solo se llevó a gran parte de los suyos, también dejó en ruinas sus casas y ahora, intentan sobrevivir con lo poco que les quedó. 
 
En esta zona se ofreció una mega obra para reactivar la economía de los pescadores. Se trata de las facilidades pesqueras que es un espacio de protección para el acoderamiento de fibras y embarcaciones artesanales. La obra debió estar lista el año pasado, pero aquí siguen trabajando.
 
Además de los pescadores, los camaroneros también están preocupados. En Pedernales mencionan que el 90% de las camaroneras resultaron afectadas y que la ayuda que recibieron luego del terremoto fue mínima.
 
 
 
Guillermo Sierra es el secretario de Reconstrucción y Reactivación Productiva, indicó que desde el terremoto se contemplaron 97 obras para impulsar la productividad y competitividad para el crecimiento económico, de las cuales 86 ya fueron finalizadas, el resto está en ejecución.
 
El funcionario asegura que la inversión en estas obras fue de más de 477 millones de dólares. "Una ciudad para reactivarse necesita de 5 a 10 años realmente para reactivarse. Recién en tres años estamos en proceso del cambio de reactivación", comentó Sierra. 
 
Dentro de los proyectos de reactivación están las facilidades pesqueras. Son 4 pero solo una ha sido inaugurada. De ahí que para algunos damnificados la reactivación no avanza al ritmo que ellos requieren, pues no solo fueron golpeados por el terremoto, pues ahora ciertos sectores como el camaronero deben soportar los estragos del invierno que sin piedad desmorona la inversión que con sacrifico han levantado. 
 

 

La reactivación económica de las zonas devastadas por el terremoto fue una de las propuestas del anterior Gobierno. La actual administración asegura haber invertido 477 millones de dólares en grandes estructuras para potenciar la economía, pero no todas las obras están listas, algunas tienen retrasos de hasta un año.  
 
 
 
 
En la playa de Crucita en la provincia de Manabí, los pescadores comentan que el terremoto no solo se llevó a gran parte de los suyos, también dejó en ruinas sus casas y ahora, intentan sobrevivir con lo poco que les quedó. 
 
En esta zona se ofreció una mega obra para reactivar la economía de los pescadores. Se trata de las facilidades pesqueras que es un espacio de protección para el acoderamiento de fibras y embarcaciones artesanales. La obra debió estar lista el año pasado, pero aquí siguen trabajando.
 
Además de los pescadores, los camaroneros también están preocupados. En Pedernales mencionan que el 90% de las camaroneras resultaron afectadas y que la ayuda que recibieron luego del terremoto fue mínima.
 
 
 
Guillermo Sierra es el secretario de Reconstrucción y Reactivación Productiva, indicó que desde el terremoto se contemplaron 97 obras para impulsar la productividad y competitividad para el crecimiento económico, de las cuales 86 ya fueron finalizadas, el resto está en ejecución.
 
El funcionario asegura que la inversión en estas obras fue de más de 477 millones de dólares. "Una ciudad para reactivarse necesita de 5 a 10 años realmente para reactivarse. Recién en tres años estamos en proceso del cambio de reactivación", comentó Sierra. 
 
Dentro de los proyectos de reactivación están las facilidades pesqueras. Son 4 pero solo una ha sido inaugurada. De ahí que para algunos damnificados la reactivación no avanza al ritmo que ellos requieren, pues no solo fueron golpeados por el terremoto, pues ahora ciertos sectores como el camaronero deben soportar los estragos del invierno que sin piedad desmorona la inversión que con sacrifico han levantado.