Pleno de Asamblea no censura a exministra Espinosa

Dentro de juicio político, moción no consiguió los 91 votos necesarios.

Dentro de juicio político, moción no consiguió los 91 votos necesarios. Foto: Flickr Asamblea
13 Agosto, 2019, 7:33 pm
Por: Redacción 
El Pleno de la Asamblea Nacional no aprobó este martes 13 de agosto de 2019 la moción de censura en contra de la exministra de Salud, Verónica Espinosa, dentro del juicio político que se impulsaba contra la exfuncionaria del régimen.
 
La asambleísta Mae Montaño indicó en el Pleno que Espinosa no desvirtuó las pruebas de cargo y mocionó la censura de la exfuncionaria y que el expediente sea remitido a los respectivos entes de control. 
 
 
A Espinosa se la acusaba de incumplimiento de funciones por no actualizar el cuadro básico de medicamentos y negligencia en el sistema nacional de salud. 
 
La moción de censura no consiguió los 91 votos necesarios: hubo 89 a favor, 27 abstenciones y 21 ausentes. La mayoría de Alianza PAIS se abstuvo. 
 
Durante el desarollo de la sesión, Mae Montaño explicó que el juicio político contra Espinosa se basa en el incumplimiento de la garantía de la salud sexual y reproductiva; mantener actualizado el cuadro básico de medicamentos; funcionamiento del Sistema de Salud y administración de los recursos de la entidad.
 
Montaño dijo que la ahora exministra “incumplió la función de vigilancia y control sanitario, pues no garantizó que los dispositivos para la detección de VIH sean de calidad y eficaces e impidió el adecuado funcionamiento de la Agencia de Regulación Sanitaria”. 
 
Fundamentó su acusación de incumplimiento de funciones en torno a la “utilización y dispensación de paracetamol contaminado, que es un producto muy delicado y de uso corriente”. 
 
La congresista responsabilizó a Espinosa de “incumplir sus funciones al no actualizar el cuadro básico de medicamentos que no ha sido revisado desde el año 2013”. 
 
La parlamentaria Mae Montaño señaló que el juicio político no puede quedar en la censura, sino avanzar en otro tipo de responsabilidades y motivar la actuación de los organismos de control y de justicia.
 
De su lado, Espinosa recalcó que "se han desvirtuado todas las imputaciones que se han hecho, con pruebas debidamente documentadas". 
 
Según la exministra de Salud, las pruebas para detección de VIH sí cuentan con registro sanitario y procedimientos para el control de calidad. "No es verdad que en los dispositivos para la detección del VIH hubo problemas de caducidad. Si se presentaba una situación de esa naturaleza el convenio permite el canje, de modo que no hay la posibilidad de un perjuicio económico".
 
Espinosa aseguró que no ha utilizado a los servidores con fines políticos. 
 
La exministra recordó en el Pleno que de las cinco acusaciones en su contra, las únicas por las que fue llamada a juicio político se refieren a la alerta del VIH y el estado de la salud en Esmeraldas. 
 
Entre otros legisladores que intervinieron, el asambleísta Ángel Gende dijo que la Comisión de Fiscalizacion tramitó el juicio político a Verónica Espinosa “con responsabilidad y respeto al debido proceso”. El legislador descartó que haya persecución o revanchismo político. 
 
 
Según la titular de la mesa legislativa de Fiscalización, Johanna Cedeño, esta comisión “respetó el derecho a la seguridad jurídica, la presunción de inocencia y el derecho a la defensa”.
 
A criterio del asambleísta Guillermo Celi "se ha seguido el debido proceso en la Comisión de Fiscalizacion; el juicio político a Verónica Espinosa es por la falta de vigilancia y control sanitario e incumplimiento de funciones en la actualización del cuadro básico de medicamentos".
 
La Comisión de Fiscalización aprobó el 17 de julio de 2019, de manera unánime, el informe que propuso el juicio político a la exministra de Salud, Verónica Espinosa, y recomendó su censura por incumplimiento de funciones, por no actualizar el cuadro básico de medicamentos y negligencia en el sistema nacional de salud. 
El Pleno de la Asamblea Nacional no aprobó este martes 13 de agosto de 2019 la moción de censura en contra de la exministra de Salud, Verónica Espinosa, dentro del juicio político que se impulsaba contra la exfuncionaria del régimen.
 
La asambleísta Mae Montaño indicó en el Pleno que Espinosa no desvirtuó las pruebas de cargo y mocionó la censura de la exfuncionaria y que el expediente sea remitido a los respectivos entes de control. 
 
 
A Espinosa se la acusaba de incumplimiento de funciones por no actualizar el cuadro básico de medicamentos y negligencia en el sistema nacional de salud. 
 
La moción de censura no consiguió los 91 votos necesarios: hubo 89 a favor, 27 abstenciones y 21 ausentes. La mayoría de Alianza PAIS se abstuvo. 
 
Durante el desarollo de la sesión, Mae Montaño explicó que el juicio político contra Espinosa se basa en el incumplimiento de la garantía de la salud sexual y reproductiva; mantener actualizado el cuadro básico de medicamentos; funcionamiento del Sistema de Salud y administración de los recursos de la entidad.
 
Montaño dijo que la ahora exministra “incumplió la función de vigilancia y control sanitario, pues no garantizó que los dispositivos para la detección de VIH sean de calidad y eficaces e impidió el adecuado funcionamiento de la Agencia de Regulación Sanitaria”. 
 
Fundamentó su acusación de incumplimiento de funciones en torno a la “utilización y dispensación de paracetamol contaminado, que es un producto muy delicado y de uso corriente”. 
 
La congresista responsabilizó a Espinosa de “incumplir sus funciones al no actualizar el cuadro básico de medicamentos que no ha sido revisado desde el año 2013”. 
 
La parlamentaria Mae Montaño señaló que el juicio político no puede quedar en la censura, sino avanzar en otro tipo de responsabilidades y motivar la actuación de los organismos de control y de justicia.
 
De su lado, Espinosa recalcó que "se han desvirtuado todas las imputaciones que se han hecho, con pruebas debidamente documentadas". 
 
Según la exministra de Salud, las pruebas para detección de VIH sí cuentan con registro sanitario y procedimientos para el control de calidad. "No es verdad que en los dispositivos para la detección del VIH hubo problemas de caducidad. Si se presentaba una situación de esa naturaleza el convenio permite el canje, de modo que no hay la posibilidad de un perjuicio económico".
 
Espinosa aseguró que no ha utilizado a los servidores con fines políticos. 
 
La exministra recordó en el Pleno que de las cinco acusaciones en su contra, las únicas por las que fue llamada a juicio político se refieren a la alerta del VIH y el estado de la salud en Esmeraldas. 
 
Entre otros legisladores que intervinieron, el asambleísta Ángel Gende dijo que la Comisión de Fiscalizacion tramitó el juicio político a Verónica Espinosa “con responsabilidad y respeto al debido proceso”. El legislador descartó que haya persecución o revanchismo político. 
 
 
Según la titular de la mesa legislativa de Fiscalización, Johanna Cedeño, esta comisión “respetó el derecho a la seguridad jurídica, la presunción de inocencia y el derecho a la defensa”.
 
A criterio del asambleísta Guillermo Celi "se ha seguido el debido proceso en la Comisión de Fiscalizacion; el juicio político a Verónica Espinosa es por la falta de vigilancia y control sanitario e incumplimiento de funciones en la actualización del cuadro básico de medicamentos".
 
La Comisión de Fiscalización aprobó el 17 de julio de 2019, de manera unánime, el informe que propuso el juicio político a la exministra de Salud, Verónica Espinosa, y recomendó su censura por incumplimiento de funciones, por no actualizar el cuadro básico de medicamentos y negligencia en el sistema nacional de salud. 

NOTICIAS DESTACADAS