Audiencia de juicio contra Pólit se reinstalará el jueves

Fiscalía presentó 23 pruebas testimoniales para acusar de concusión a Pólit y su hijo.

Fiscalía presentó 23 pruebas testimoniales para acusar de concusión a Pólit y su hijo. Foto: API
29 Mayo, 2018, 10:39 pm
Por: Redacción 
En el segundo día de la audiencia de juicio al excontralor general del Estado Carlos Pólit y su hijo John Pólit por presunta concusión en el caso Odebrecht, este martes 29 de mayo de 2018, la Fiscalía siguió con la presentación de las pruebas testimoniales y documentales.
 
 
Pasadas las 09H00 de este martes arrancó la diligencia. Entre las pruebas presentadas estuvieron las asistencias penales internacionales de Panamá y Estados Unidos. 
 
 
El fiscal general Paúl Pérez presentó 23 pruebas testimoniales y 15 documentales con las que fundamentó su acusación contra el excontralor y su hijo. 
 
 
Pasadas las 15H30 del martes, el Tribunal de la Corte Nacional suspendió la audiencia, que se reinstalará el jueves a las 14H00, cuando se escucharán los alegatos de cierre de los sujetos procesales. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El primer día de la diligencia, el lunes 28 de mayo de 2018, terminó con la presentación de 18 pruebas testimoniales de la Fiscalía. 
 
 
 
 
Pérez explicó que el excontralor habría exigido a Odebrecht un total de USD 10.1 millones. De ellos, USD 6 millones a cambio de desvanecer glosas en contra de la constructora (cuyo valor estimado es de USD 70.7 millones) y USD 4.1 millones por la emisión de informes favorables de la Contraloría en cinco proyectos estratégicos en los que participaba la empresa brasileña en Ecuador.
 
 
 
 
Según la Fiscalía, el hijo del excontralor actuó como intermediario para colocar parte del dinero en créditos en el exterior. Su abogado dice que no existen pruebas.
 
 
 
John Pólit “habría colocado USD 1.7 millones en las  empresas Cosani (dos depósitos de USD 500 mil) y Plastiquim (un depósito de USD 700 mil) simulando créditos de la empresa Venture Overseas. Parte de esta cifra se habría conseguido por medio de coimas transferidas por Klienfeld, offshore que Odebrecht habría utilizado para el pago de sobornos a funcionarios públicos en el país”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el segundo día de la audiencia de juicio al excontralor general del Estado Carlos Pólit y su hijo John Pólit por presunta concusión en el caso Odebrecht, este martes 29 de mayo de 2018, la Fiscalía siguió con la presentación de las pruebas testimoniales y documentales.
 
 
Pasadas las 09H00 de este martes arrancó la diligencia. Entre las pruebas presentadas estuvieron las asistencias penales internacionales de Panamá y Estados Unidos. 
 
 
El fiscal general Paúl Pérez presentó 23 pruebas testimoniales y 15 documentales con las que fundamentó su acusación contra el excontralor y su hijo. 
 
 
Pasadas las 15H30 del martes, el Tribunal de la Corte Nacional suspendió la audiencia, que se reinstalará el jueves a las 14H00, cuando se escucharán los alegatos de cierre de los sujetos procesales. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El primer día de la diligencia, el lunes 28 de mayo de 2018, terminó con la presentación de 18 pruebas testimoniales de la Fiscalía. 
 
 
 
 
Pérez explicó que el excontralor habría exigido a Odebrecht un total de USD 10.1 millones. De ellos, USD 6 millones a cambio de desvanecer glosas en contra de la constructora (cuyo valor estimado es de USD 70.7 millones) y USD 4.1 millones por la emisión de informes favorables de la Contraloría en cinco proyectos estratégicos en los que participaba la empresa brasileña en Ecuador.
 
 
 
 
Según la Fiscalía, el hijo del excontralor actuó como intermediario para colocar parte del dinero en créditos en el exterior. Su abogado dice que no existen pruebas.
 
 
 
John Pólit “habría colocado USD 1.7 millones en las  empresas Cosani (dos depósitos de USD 500 mil) y Plastiquim (un depósito de USD 700 mil) simulando créditos de la empresa Venture Overseas. Parte de esta cifra se habría conseguido por medio de coimas transferidas por Klienfeld, offshore que Odebrecht habría utilizado para el pago de sobornos a funcionarios públicos en el país”.