Curiosidades

¿Por qué es tan complicado (y tan importante) elegir un buen nombre para una empresa?


06 sep 2021 , 07:32

Aunque William Shakespeare escribió que "una rosa con otro nombre olería igual de dulce", está claro que no sería buena idea llamar a un nuevo servicio de entrega de flores online espinasrancias.com.

Los nombres son importantes en los negocios, por eso elegir uno bueno es vital para las nuevas empresas que quieren destacar entre la multitud y conectar con los clientes.

Nuestro mundo se mueve cada vez más en línea.

Una nueva empresa necesita un nombre que también funcione como dominio en internet. Además, no basta con ofrecer un buen producto o servicio: los compradores también tienen que poder encontrarlo y, más que eso, recordarlo.

La pandemia le agregó mayor presión al tema de idear un nombre con esas características, pues el número de nuevas empresas se disparó desde marzo del año pasado.

En Reino Unido, un estudio reveló que 835.494 nuevas empresas se registraron hasta enero de 2021. Esta cifra es un 41% mayor a la registrada un año antes.

Por su parte, en Estados Unidos se crearon 4,4 millones de empresas el año pasado, un 24% más que en 2019.

Se trata de una gran cantidad de nuevos nombres de empresas en circulación, y el crecimiento en ambos lados del Atlántico fue liderado por un aumento en los nuevos negocios de comercio electrónico como respuesta a muchas más personas que compran en línea.

Ayuda para encontrar el nombre adecuado

Con el objetivo de ayudar a los empresarios con dificultades para encontrar un buen nombre, han surgido una serie de sitios web que incluso les permiten registrar un dominio relacionado. Entre ellos están Alter, BrandBucket, Frozen Lemon, Wix y Zyro.

"La demanda de nombres de empresas se disparó (en la pandemia) cuando los empresarios se sentaron a pensar: 'qué hacemos ahora'", afirma Deven Patel, fundador de Alter.

Sitio web de Alter

FUENTE DE LA IMAGEN,ALTER

Pie de foto,

Alter ha registrado miles de nombres de dominio comerciales que nuevas empresas pueden comprar.

Patel cree que estos empresarios ven los retos que enfrentan las compañías convencionales "y se dan cuenta de que pueden hacer relativamente más en línea. Por eso la mayoría de las nuevas empresas [que se lanzan] ahora son online".

"Pero entonces hay que sobresalir. Los consumidores en línea ven 100 empresas que venden lo mismo, pero con un buen nombre te distingues, y eso te da mucha más ventaja ahora que en el pasado", sostiene.

El sitio web de Alter comienza pidiendo al usuario que escriba una palabra relacionada con el tipo de negocio que quiere crear. A continuación, ofrece una serie de sugerencias que ya tiene registradas e indica cuánto costaría comprarlas.

Por ejemplo, si escribes "vino" te da 10 opciones, entre ellas searchwine.com por US$2.099.

No obstante, muchas empresas siguen ideando sus propios nombres novedosos.

Eso fue lo que hicieron los fundadores de la empresa noruega de biotecnología Clexbio.

La parte "bio" del nombre es una elección obvia para una empresa de biotecnología, mientras que "clex" hace referencia a la tecnología que ha desarrollado en el campo de la ingeniería de tejidos humanos.

El director ejecutivo y cofundador, Armend Hati, dijo que querían que el nombre fuera el adecuado.

"Pensamos que despertaría el interés de los inversores y nos permitiría mostrarnos como una empresa de ciencias de la vida", afirma.

Armend Hati

FUENTE DE LA IMAGEN,CLEXBIO

Pie de foto,

Armend Hati y sus socios idearon ellos mismos el nombre de su empresa.

Aparentemente la estrategia está funcionando. La empresa ha conseguido el reconocimiento de su nombre, al menos dentro de su sector.

"Sí, este ha sido el resultado y nuestra presencia online, especialmente nuestra presencia en LinkedIn, creo que nos ha establecido como un actor en el sector", señala el director.

Pero ¿qué pasa si se te ocurre un nombre cuyo dominio alguien ya posee?

Puede salirte muy caro, tal y como lo vivió Elon Musk, el jefe del fabricante de automóviles eléctricos Tesla.

Musk reveló en un tuit de 2018 que la firma tuvo que pagar US$11 millones para comprar el sitio web tesla.com a un californiano llamado Stuart Grossman.

Antes de eso Tesla tenía que conformarse con teslamotors.com.

Si crees que tienes un gran nombre de dominio para un negocio y lo has registrado, empresas como Alter pueden intentar venderlo por ti.

Sin embargo, no intentes registrar un nombre de empresa que sea potencialmente ofensivo, debido a que podrá ser rechazado por las autoridades, como el Registro de Empresas de Reino Unido.

Otro es el proceso que tienen que enfrentar quienes deciden cambiar el nombre que ya tienen.

Simona Botti, profesora de marketing de la London Business School, afirma que se trata de un movimiento arriesgado, algo con lo que la empresa de inversiones escocesa Abrdn podría estar de acuerdo... a regañadientes.

En abril, la empresa anunció que cambiaría su nombre por el de Abrdn, en lugar del anterior Standard Life Aberdeen, hecho que fue objeto de un gran número de burlas en las redes sociales.

Abrdn, que había desarrollado su nuevo nombre con la ayuda de la agencia de marketing Wolff Olins, dijo que debía seguir pronunciándose "Aberdeen", pero que el cambio de marca lo haría "moderno" y "dinámico".

Standard Life Aberdeen

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,

Standard Life Aberdeen quería algo más "moderno".

El nuevo logo de Abrdn

FUENTE DE LA IMAGEN,ABRDN

Pie de foto,

Parece que a Abrdn no le gustaba la letra "e"

La profesora Botti dice que hay dos maneras para que una empresa cambie su nombre.

"Se puede hacer de forma muy científica, con un grupo de investigadores, experimentos y pruebas, para ver cuáles son los nombres con los que la gente reacciona más favorablemente", explica.

Es el caso de la empresa tecnológica canadiense Blackberry que hasta 2013 era conocida como Research in Motion. "Habían investigado mucho para ver cómo reaccionaba la gente a este nuevo nombre", dice la profesora Botti.

Sin embargo, aunque el público se alegró de que Blackberry adoptara el nombre de su producto más conocido -el teléfono móvil Blackberry-, esto no ayudó a impulsar las ventas. Los teléfonos móviles de Apple y Android siguieron superándolos.