Seguridad

Ministro del Interior advierte a reclusos: si vuelven los amotinamientos, irán a 'La Roca'


05 abr 2022 , 19:16

El recién nombrado ministro del Interior, Patricio Carrillo, que se encarga de la seguridad en Ecuador, ratificó que el Estado no puede estar sometido a las peleas que tienen los privados de libertad y les mandó un mensaje mediante un video : "Todo aquel que genere actos de indisciplina y no se someta a las acciones disciplinarias del régimen en los centros penitenciarios será trasladado", afirmó.

"Si vuelven a realizar amotinamientos que deriven en masacres como las que hemos vivido, serán enviados a La Roca (una cárcel de máxima seguridad en Guayaquil), pero mientras mantengan el orden y la disciplina en los centros penitenciarios, nadie será cambiado", expresó Carrillo, que lleva una semana en el cargo, en un corto video difundido por su cartera de Estado.

Carrillo se pronunció de esta manera luego de que en las cárceles de Ecuador se registraran este martes, 5 de abril, nuevas revueltas como la que ocurrió Machala, en el suroeste del país, cuando apenas han transcurrido 48 horas de la masacre vivida en la cárcel de Cuenca, donde fueron asesinados 20 reclusos.

Fulton Serrano, gobernador de la provincia de El Oro, informó de la activación de protocolos de seguridad, ante los "acontecimientos presentados en el Centro de Rehabilitación Social" de esa ciudad.

Serrano aseguró también que "la situación fue controlada" pese a que los presos habían retenido a guardias carcelarios y personal de la prisión que finalmente fue liberado.

El gobernador remarcó que no permitirá "hechos violentos en la cárcel de Machala" y agregó que "personal de Policía y Fuerzas Armadas seguirá actuando cumpliendo los protocolos de seguridad".

Las bandas en las cárceles de Ecuador: ¿cuáles son? y ¿cómo operan?

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) informó que "se mantienen activados los protocolos de seguridad y se ejecutan monitoreos constantes para dar seguimiento a la situación de los Centros de Privación de Libertad a escala nacional".

En redes sociales se informó de eventuales motines en las cárceles de Esmeraldas, Santo Domingo y Latacunga, algo que el SNAI calificó únicamente como manifstaciones.

Familiares de los detenidos mencionarios que dichas acciones se dieron para presionar a las autoridades a que no trasladen a los cabecillas de bandas a otros centros penitenciarios, lo que motivó el mensaje y la advertencia del Ministro del Interior.

El pasado domingo, un enfrentamiento entre bandas de presos dejó veinte personas muertas en la cárcel de Cuenca, un nuevo episodio de una serie de reyertas ocurridas en diferentes prisiones de Ecuador ocurridas desde el año 2000 y que han dejado cientos de reclusos muertos.

La masacre de Cuenca fue el primer hecho violento de gran magnitud este año en el sistema carcelario ecuatoriano, que el año pasado fue declarado en emergencia después de que murieran 316 presos en una serie de masacres entre bandas rivales que se disputan el control interno de las cárceles.

Según un informe de Amnistía Internacional (AI) en febrero del año pasado 79 reos fueron asesinados en las cárceles, 119 en septiembre y 62 en noviembre, masacres atribuidas por el Gobierno a la disputa entre bandas del narcotráfico, que tendrían relación con carteles de la droga de Colombia y México.