Política

Ministro del Interior critica postura "intimidatoria" de ciertos organismos de DD.HH.

Este martes 21 de junio se cumple la novena jornada de protestas contra el Gobierno.


21 jun 2022 , 07:06

La Policía Nacional no está desbordada, aunque le preocupa "la forma intimidatoria" en que organizaciones de derechos humanos califican las detenciones de personas e incluso el fallecimiento de un individuo, en el contexto de las movilizaciones.

Este martes 21 de junio, en entrevista en Contacto Directo, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, señaló que, además de enfrentar hechos violentos durante estos nueve días de protestas, la institución policial y las Fuerzas Armadas tienen que encarar "muchísimas cosas".

"Ya organismos de derechos humanos hablan de detenciones ilegales porque han existido 70 personas privadas de libertad, hablan de violaciones a derechos humanos porque una persona se precipita en una quebrada", dijo el ministro.

"Entonces todas estas formas intimidatorias son las que le restrigen al Estado de utilizar la acción de fuerza que corresponde, sin embargo cumpliremos en cuanto a seguridad", aseguró.

Le puede interesar: Ecuador cumple una semana de protestas con el primer manifestante fallecido

"No son retenciones, son secuestros"

Carrillo aseveró que en estos nueves días se han registrado 18 incidentes a nivel nacional en que supuestos manifestantes han encerrado a policías y militares a cambio de chantajes.

"No son retenciones, son secuestros. En algunos casos han pasado más de 24 horas. Si la policía cometiera estos errores, ahí existiría una especie de esquizofrenia social", dijo el funcionario.

Acotó que son más de 70 policías quienes han resultado lesionados, pocos de ellos han sido hospitalizados.

El ministro dijo también que la mayoría de los delitos cometidos en el marco de las protestas se cometen de noche.

Por otra parte, hizo un llamado a las instituciones que han decidido albergar a manifestantes, como la Universidad Politécnica Salesiana (Quito), a las que pidió ejercer controles internos ya que la fuerza pública no puede actuar dentro de las universidades.

La tarde de este martes la Universidad Politécnica Salesiana emitió un comunicado en el que se declaraba como "zona de paz y de acogida humanitaria para mujeres, niños y adultos mayores de sectores indígenas".

La Universidad UTE, en cambio, ha emprendido una campaña para receptar donaciones de medicinas, alimentos y vituallas para los manifestantes.

Ecuador cumple este martes 21 de junio una semana de protestas contra el Gobierno del presidente Guillermo Lasso por la carestía de la vida, convocadas por el movimiento indígena, que quiere concentrarse en Quito burlando el estado de excepción decretado por el mandatario y hacerse sentir con más fuerza en la capital.