Política

Bélgica rechaza extradición de Correa solicitada por Ecuador, según medios

La Cancillería ecuatoriana afirma que Bélgica no está obligada a informar a Ecuador sobre el estatus del exmandatario.


06 may 2022 , 12:46

Agencias de noticias internacionales han informado este viernes 6 de mayo que Bélgica rechazó la extradición del expresidente Rafael Correa, que fue solicitada hace tres semanas por el titular de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Iván Saquicela.

Tanto Efe como Europapress han indicado que la nación europea no aceptará ninguna petición de extradición del Ecuador contra el exmandatario, sin embargo desde la Cancillería ecuatoriana no han confirmado la noticia.

"Bélgica no tiene obligación de informar al país de origen del ciudadano que asilan. No tenemos ninguna información o documento oficial que respalde lo dicho", dijo a Ecuavisa.com una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador.

La CNJ solicitó el pasado 21 de abril formalmente la extradición de Correa, condenado en 2020 a ocho años de cárcel por cohecho y prófugo de la Justicia ecuatoriana.

No obstante, ese mismo día trascendió que Bélgica había reconocido a Correa como refugiado político.

De acuerdo al abogado del expresidente, Christophe Marchand, Bélgica ha reconocido que los procesos penales abiertos en contra del exjefe de Estado fueron “manifiestamente contrarios al derecho a un juicio justo”.

Añadió que el Ministerio de Justicia de Bélgica ha confirmado ahora “no solo que no dará seguimiento a la solicitud de extradición” de Ecuador, sino que el país europeo "también se negará a cooperar con la justicia ecuatoriana en el marco de procesos políticos”.

De su lado, el canciller de la República, Juan Carlos Holguín, indicó esta mañana en un evento en Quito que las relaciones con Bélgica "están en su mejor momento".

"En el Ecuador no hay persecución de la Justicia, todo ciudadano que ahora es solicitado por la justicia ecuatoriana ha tenido su derecho al debido proceso", manifestó Holguín, quien además reiteró que no se conoce oficialmente sobre el estatus legal de Correa.

Y agregó que no han indagado en este caso porque "no tienen interés en perseguir a nadie".

Los juristas que asisten a Correa explicaron además que Interpol se negó a través de la Comisión de Control de Expedientes a emitir las notificaciones rojas solicitadas por Ecuador por "la apariencia de flagrante denegación de justicia y del carácter político del caso".

Correa, quien gobernó Ecuador de 2007 a 2017, reside tras el fin de su mandato en Bélgica y sobre él pesa en Ecuador una condena de ocho años de cárcel e inhabilitación política en relación con el caso Sobornos.

Se trató de una trama de corrupción en la que se recibieron aportes indebidos en el palacio presidencial para la financiación irregular del movimiento oficialista Alianza País, a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a diversas empresas, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht.