Política

Asamblea suspende otra vez el debate sobre la destitución de Lasso y aún "no hay los 92 votos", reconocen legisladores

Como el correísmo no tiene los votos suficientes para sacar a Lasso, entonces quieren que él aplique la muerte cruzada para irse todos


26 jun 2022 , 16:34

Este domingo se reinstaló a las 16:00 la sesión 782 del pleno de la Asamblea Nacional y se retomó el debate sobre el pedido del correísmo para destituir al presidente de la República, Guillermo Lasso.

Fueron tantas las intervenciones, muchas de ellas cargadas de posturas ideológicas y frases comunes, que no alcanzó el tiempo para escuhar a más de ellos y la sesión se suspendió un poco antes de las 22:30 con 71 ponencias realizadas.

Para esta sesión se registraron 137 asambleístas y estaba previsto que 40 de ellos tomasen la palabra con un tiempo límite de 10 minutos por cada uno. Ayer ya hablaron 37 legisladores. El martes, cuando se reanude la sesión, expondrá el resto.

Para sacar al Presidente, como pretende el correísmo, se necesitan al menos 92 votos, pero aún no los tienen. Esa decisión no se iba a tomar este domingo. De acuerdo con la norma legislatva, la votación se debe realizar hasta 72 horas después de que finalice el debate.

Iza: de Quito no nos vamos sin resultados, el lunes volverán las marchas

El primero en intervenir tras la reinstalación fue Gruber Zambrano, asambleísta de Santo Domingo por el Partido Social Cristiano, quien pidió a los correístas agrupados en UNES que esperen a participar en las elecciones, que se darán en menos de tres años, si quieren aspirar al poder.

Zambrano dijo que el Gobierno debe rectificar en ciertas medidas y atender los pedidos, “pero no es momento de retroceder en la historia y volver a la época de la inestabilidad”.

Según Zambrano, en lugar de abonar en el caos, “la Asamblea debe ser un puente para el diálogo” entre el sector indígena y el régimen.

De ese modo, Zambrano adelantó que no votará por la destitución de Lasso y sostuvo que “como asambleístas no debemos estar con el golpismo, sino con la democracia y del lado de la paz y la seguridad social”.

Iza: de Quito no nos vamos sin resultados, el lunes volverán las marchas

También intervino Alejandro Jaramillo, asambleísta de Pichincha apartado de la Izquierda Democrática, quien criticó que Lasso no compareciera vía Zoom a la sesión telemática, sino que mandó a Fabián Pozo, secretario Jurídico de la Presidencia, quien defendió la permanencia en el puesto del Mandatario.

Jaramillo también criticó a Leonidas Iza porque ha permitido la infiltración de vándalos que "han robado" el derecho a la legítima protestas al sector indígena.

A los dos les dijo que "ceder no es perder" y a los correístas los conminó a no mentirle a la gente, "ustedes saben que no tenemos los 92 votos" para lograr la destitución de Lasso.

Lo mismo dijo el día anterior su colega Johanna Moreira (que también salió de la ID).

"ACTOS DE TERRORISMO Y GOLPISMO"

A su turno, el asambleísta independiente Fernando Villavicencio dijo que "las fuerzas golpistas no van a conseguir los 92 votos" y lamentó el cambio de criterio de Pachakutik, que primero dijo que no apoyará la destitución y luego que sí.

"Es lamentable que ustedes se hayan abrazado a quien los persiguió", fustigó Villavicencio y matizó que "detrás del golpe" están "los de la piscina en Miami" en relación al correísta Ronny Aleaga, reunido con Xavier Jordán, procesado en Ecuador por corrupción en compras hospitalarias.

"Aquí hay un golpe fraguado, aquí han creado deliberadamente un estado de conmosión para derrocarlo, pero los creadores de esta iniciativa quedaron como mentirosos, no renunciaron como dijeron en Twitter", abonó Villavicencio, quien adelantó que pronto hará nuevas revelaciones sobre esos nexos de corrupción y golpismo.

Además, fustigó que quienes reprimiron y causaron muertes el 30 de septiembre de 2010, cuando Rafael Correa "ordenó disparar contra un hospital lleno de civiles" para rescatarlo "de un secuestro que nunca existió", sean ahora quienes hablen de represión. "Hipócritas", les dijo.

SIN VOTOS, PIDEN LA MUERTE CRUZADA

El anuncio del presidente Guillermo Lasso de bajar el precio de los combustibles no fue suficiente para el correísmo ni para los rebeldes de Pachakutik, que en la sesión virtual de la Asamblea minimizaron esa decisión e insistieron en que se adelanten las elecciones.

Así lo manifestaron a su turno los correístas Luisa González y Lenín Barreto, quienes se monstraron obstinados en que Lasso no debe seguir en el poder.

Pero ellos no hablaron de aplicar el artículo 130 de la Constitución, que se refiere a la destitución del Presidente, que es el motivo único de esta sesión parlamanetaria; tampoco desmintieron lo que otros legisladores dijeron: que su iniciativa no alcanza los 92 votos necesarios para lograr su cometido.

Y se evidenció que no los tienen -al menos no hoy- porque en lugar de insistir en que el Parlamento destituya a Lasso, ellos le pidieron al propio Mandatario que aplique la muerte cruzada "para que nos vayamos todos y sea el pueblo el que vuelva a elegir".

La muerte cruzada consta en el artículo 148 de la Constitución y consiste en que el Presidente disuelva la Asamblea y se quede gobernando seis meses más.

Como el correísmo no tiene los votos suficientes para sacar a Lasso, entonces quiere que él haga lo que ellos no consiguen por su cuenta.

TAG RELACIONADOS