Ecuador

Ministerio de Defensa ya notificó a la aseguradora el daño del radar en Montecristi

El Sistema de Radares de las Fuerzas Armadas está asegurado por 91 millones de dólares.


08 nov 2021 , 12:55

El daño en el radar en el cerro Montecristi en Manabí, instalado para detectar aeronaves clandestinas vinculadas al narcotráfico, fue reportado a la empresa Interocéanica, responsable del seguro contratado por las Fuerzas Armadas (FF.AA.) en septiembre pasado. Sin embargo, las FF.AA. aún no ha reportado el origen del problema del radar, que dejó de funcionar este domingo 7 de noviembre, doce días después de su instalación.

La póliza fue contratada por 91 millones de dólares para todo riesgo, como desastres naturales, ataques terroristas, que es una de las hipótesis que maneja el Ministerio de Defensa.

Sin embargo, la empresa seguradora aclaró que deberá realizar una inspección para determinar las causas, que también podrían ser técnicas.

Este lunes 7 de noviembre, el ministro de Defensa, Luis Hernández, visitó el cerro Montecristi para constatar los daños en el equipo de vigilancia.

Personal de la Policía y de las Fuerzas Armadas han desplegado investigaciones a fin de recabar datos y tratar de esclarecer este suceso.

"De momento no se podría descartar un posible atentado terrorista" como la causa del siniestro, añadió el Ministerio de Defensa el domingo, tras precisar que las investigaciones también apuntan a determinar los daños causados al funcionamiento del sistema de radar.

El Ministerio de Defensa, en su texto, aseguró que las Fuerzas Armadas se mantienen "alertas para cumplir con su misión de garantizar la soberanía nacional, la integridad territorial y continuar trabajando incansablemente para salvaguardar la seguridad y la paz de la población".

Dicho sistema estaba destinado, entre otros objetivos, a ejercer "el control del espacio aéreo, marítimo y terrestre, evitando así las actividades ilícitas", agregó el Ministerio en su boletín sobre el suceso, del cual no se ha informado si dejó víctimas.

El radar de Montecristi entró en funcionamiento el pasado 27 de octubre y, según versiones preliminares, se investigaba también si un fallo en la bomba de engranaje del dispositivo provocó el estallido, que se escuchó en poblaciones cercanas.