Ecuador

Militares saldrán nuevamente a las calles, anuncia el gobernador del Guayas

"Van a ver más a menudo la presencia de las Fuerzas Armadas", aseguró el ministro de Defensa.


26 abr 2022 , 12:59

En un nuevo intento por disminuir los índices de asesinatos, robos y otros delitos, los militares saldrán nuevamente a patrullar varias ciudades de la provincia del Guayas, especialmente Guayaquil y Durán.

Según el gobernador Pablo Arosemena, quien participó este martes 26 de abril de la destrucción de más de 3.100 armas de fuego y accesorios decomisados, la decisión se tomó tras una reunión en el Palacio de Carondelet.

De acuerdo a Arosemena, los militares saldrán "desde este momento" a las calles.

Sin embargo, esta medida ya se ha anunciado en varias ocasiones.

Incluso en este mismo gobierno se dispuso que los uniformados de las Fuerzas Armadas se sumen a los controles con la Policía Nacional, no obstante, luego de unos días esos operativos se han diluido.

El ministro de Defensa, Luis Hernández, quien también estuvo en la destrucción del armamento, aseveró que en esta ocasión los operativos se reforzarán. "Van a ver más a menudo la presencia de las Fuerzas Armadas", indicó.

Otro de los motivos para que los militares regresen a las calles, según Arosemena, es el déficit de policías para el control urbano.

Sobre los recientes atentados con explosivos, se refirió a la detonación de un petardo frente a la cárcel regional de Guayaquil. La explosión ocurrió este lunes y no dejó heridos, pero sí daños materiales.

"Ese vehículo podría pertenecer a uno de los guías penitenciarios", dijo el gobernador.

Pero además indicó que bandas narcoterroristas buscan amedrentar a la población y tratan de decir "La Roca no es segura. No manden a gente a La Roca".

Destruyen más de 2.100 armas

Más de 2.100 armas de fuego fueron destruidas este martes en Ecuador por las Fuerzas Armadas, junto a unos 1.000 accesorios que habían sido decomisados, incautados y entregados de manera voluntaria a los centros de control de armas.

La destrucción del armamento se dio una vez que transcurrió el tiempo de almacenamiento reglamentario y tras haber sido declarado obsoleto.

Esta diligencia se realizó durante la mañana en las instalaciones de la empresa ANDEC S.A., en Guayaquil, según indicó el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas en un comunicado.

En el escrito detalló que se trató de 2.012 armas de fuego letales, 137 armas de fuego no letales y 1.093 accesorios.

"Este material, objeto de control, se destruye una vez que el Comando Conjunto de las FF.AA. recibió la autorización legal por parte del Ministerio de Defensa Nacional", recalcó.

Y recordó a la ciudadanía en general, la obligatoriedad de llevar los documentos legales para el uso y transporte de armamento.