Ecuador

El correísmo no logró la destitución del presidente Guillermo Lasso

Al no alcanzar los 92 votos necesarios, se confirmó que Lasso seguirá en el sillón de Carondelet.


28 jun 2022 , 19:18

La noche de este martes, 28 de junio, se ha llevado a cabo el tercer día de la sesión 782 del pleno de la Asamblea Nacional para debatir y votar por el pedido de destitución del presidente de la República, Guillermo Lasso, pedido por el correísmo.

El presidente del Legislativo, Virgilio Saquicela, cerró el debate, pidió una serie de certificaciones y dio paso a la votación: se registraron 137 asambleístas; hubo 81 votos a favor de cesar al Presidente, 42 en contra y 14 abstenciones, con lo cual no se aprobó la destitución del presidente Guillermo Lasso.

La asambleísta Vilma Andrade, de la Izquierda Democrática, pidió la rectificación de la votación porque no se registró su voto. El proceso se repitió y los resultados quedaron así: 84 votos a favor, 42 en contra y 11 abstenciones. Al no alcanzar los 92 votos necesarios, se confirmó que Lasso seguirá en el sillón de Carondelet.

Cuatro asambleístas pidieron una nueva rectificación porque, según ellos, en la pantalla no se reflejó la decisión habían tomado. Los denunciantes de una supuesta manipulación fueron Vilma Andrade, Marlon Cadena, Dalton Bacigalupo y Guido Chiriboga.

Saquicela dijo que no cabe una segunda rectificación según la Ley de la Función Legislativa, pero pidió un informe al departamento de sistemas "para ver qué ha pasado".

El oficialista Juan Fernando Flores pidió la reconsideración de la votación, que sería la definitiva. Pero Saquicela pidió esperar al informe de sistema para confirmar si hubo o no manipulación en esas curules.

Después de casi una hora de revisión, no estuvo listo el informe, pero Saquicela recalcó que, a pesar de esos fallos, la votación no alteró el resultado, aunque aumentó tres votos a la línea del sí.

Flores pidió emitir un video en el que se ve como, durante el proceso, en la pantalla de un asambleísta (que no se identificó) "salió solito" un voto por el sí, cuando él ni siquiera había tocado su teclado en la sesión telemática.

Flores dijo que pedirá a la Fiscalía que realice un peritaje al sistema de votación en la Asamblea e insistió en que se vote por la reconsideración, a la que Saquicela dio paso.

Eran ya las 22:45 cuando la mayoría de los asambleístas (76 votos a favor) decidió volver a votar.

Antes de eso, Saquicela dio la palabra a Fernando Cedeño para que vuelva a presentar su moción.

A las 23:00 se realizó la votación definitiva y estos fueron los resultados: 80 votos a favor, 48 en contra y 9 abstenciones. Esto dejó en firme que el correísmo no logró la destitución del Presidente de la República.

Tras hacerse oficial el resultado, el títular del Legislativo, Virgilio Saquicela, clausuró la sesión.

Ahora es la Conaie la que llama al diálogo al Gobierno

De acuerdo con las posturas que habían mostrado los asambleístas de diferentes bancadas desde el sábado, cuando empezó la sesión, hasta la noche de este martes, se preveía que no se alcanzarían los 92 votos necesarios para la destitución del Presidente.

Tras las intervenciones de 109 asambleístas en las tres jornadas, el legislador Fernando Cedeño propuso un documento de resolución para votar por la destitución de Lasso.

Y tras la lectura del extenso documento, el presidente del Parlamento dio por terminado el debate, con lo cual se pasó a la votación.

Antes de que la sesión terminase en la Asamblea, Lasso había acusado al correísmo de intentar "asaltar la democracia" en Ecuador con la moción para destituirlo, promovida en la Asamblea Nacional por los legisladores de la bancada Unión por la Esperanza (Unes), afín al expresidente Rafael Correa.

"Todos somos testigos del intento de Unes de asaltar la democracia, de aprovechar el caos para destruir la institucionalidad en el Ecuador", sostuvo Lasso en un mensaje en video publicado en redes sociales mientras en la Asamblea se debatía su continuidad en el sillón presidencial.

El Presidente rechazó "las amenazas, chantajes, persecuciones e intimidaciones a los asambleístas que con su voto están dispuestos a defender la institucionalidad y la paz".

Lasso se refirió así a las denuncias de presuntas presiones a varios asambleístas que votarían en contra de la moción, por las que la Fiscalía ha abierto una investigación preliminar bajo el supuesto delito de delincuencia organizada.

La moción de destitución presidencial fue presentada bajo la causal de "grave crisis política y conmoción interna", en el marco de la protestas lideradas por el movimiento indígena, que este martes cumplen su decimosexto día.