Ecuador

Desmantelan red de vacunas clandestinas contra COVID-19 en Manabí

Las vacunas eran vendidas a $25 y estarían llenas de suero salino o incluso agua de mar.


13 jun 2021 , 14:41

En coordinación con la Fiscalía General del Estado y el Ministerio de Salud Pública, técnicos de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), a través de la Coordinación Zonal 4, identificaron un total de 43 jeringuillas con supuestas vacunas contra la COVID-19 en un establecimiento clandestino de la ciudad de Manta.

La Policía Nacional logró la aprehensión de cuatro sujetos por ofertar y suministrar aparentes vacunas Pfizer contra y un quinto ciudadano fue detenido en Portoviejo, quien sería el presunto proveedor de dichas vacunas.

Según la Policía, en el cantón portuario, específicamente en la ExpoManta, se estaba ofertando y suministrando supuestas vacunas Pfizer contra el Covid-19, teniendo un costo de 25 dólares.

En poder de los detenidos se encontraron vacunas, cuyo líquido sería diferente a las vacunas que aplica el Estado. Además, hallaron insumos médicos, los cuales no supieron justificar su procedencia.

Entre los inidicios también encontraon: 43 jeringuillas con una sustancia líquida, tubos de ensayo de vidrio con una sustancia líquida, insumos médicos, varios celulares y dinero en efectivo.

Según las autoridades, se habría reenvasado un líquido aún no determinado en estos dispositivos, que no contaban con marca o denominación de ninguna de las vacunas autorizadas para uso en el Ecuador.

Los productos incautados fueron trasladados por agentes de Fiscalía a Guayaquil, para ser analizados en el Laboratorio de Referencia de Arcsa, en donde se les aplican los análisis físico-químicos respectivos para determinar si la solución acuosa que contienen las jeringuillas es alguna vacuna autorizada que ha sido reenvasada o se trataría de otro líquido.

Cabe mencionar que al momento de la recepción de las supuestas vacunas, llegaron en condiciones no aptas para su aplicación, ya que no se respetó la cadena de frío obligatoria para su conservación.

Un informe preliminar de laboratorio arrojó la presencia de altos índices de sodio en el líquido, lo que sugeriría que podría tratarse de suero salino o incluso agua de mar. Se mantiene el análisis para seguir estableciendo las condiciones organolépticas del producto decomisado.

Los detenidos fueron puesto a órdenes de las autoridades competente para que determinen su situación jurídica y las evidencias bajo estricta cadena de custodia fueron llevada a las bodegas de la Policía JudicialLa Policía Nacional.