Economía

La guerra en Ucrania, otro factor que puede incidir en la desnutrición en Ecuador

El incremento de los precios de ciertas materias primas repercute en una alimentación de calidad


30 may 2022 , 22:20

La invasión rusa a Ucrania ha disparado los precios de ciertas materias primas a nivel mundial, sobre todo aquellas que exportaban estos países. Productos como: el trigo, el maíz, la soya, aceites y fertilizantes se han regulado de acuerdo con la ley de la oferta y demanda.

En ese sentido, la demanda, entendida como toda la industria a nivel mundial que utiliza esos productos para la elaboración de otros, sigue íntegra; mientras la oferta, es decir, la disponibilidad de los mismos en el mercado, ha disminuido. Esto se traduce en un incremento del precio y por lo tanto en una complicación para las familias más desfavorecidas de acceder a alimentos de calidad.

El sector panadero, por ejemplo, está preocupado por el encarecimiento de su materia prima principal: el trigo. Este es el cereal que más importa Ecuador, por su incapacidad de producir, debido a las condiciones climáticas. Los panaderos han tenido que incrementar de a poco el precio del pan, aunque los consumidores critican el aumento.

La industria avícola también resulta fuertemente afectada por el incremento de las materias primas, sustento principal para la alimentación de las aves ponedoras y de engorde. En el mercado todavía no se siente el aumento del precio de esta proteína, pero los productores sí registran un impacto que buscan contrastar, bajando otros costos y haciendo más eficiente su producción.

El pan, el pollo y los huevos son solo ejemplos de los productos que se han visto afectados. Alex Bustos, consultor en agronegocios para el Centro de Comercio Internacional de la ONU, asegura que en realidad todos los alimentos se ven afectadas por el contexto de la guerra, pero también por la pandemia.

Bustos dice que toda la producción agrícola necesita de fertilizantes que también han subido de precio. Y la distribución de estos productos depende de la gasolina, ámbito en el que ha sucedido lo mismo, por el aumento del precio del petróleo.

"Simplemente la gente fertiliza menos y baja la productividad de los cultivos y empezamos a tener problemas inclusive con la producción local", asegura Bustos.

El incremento se ve reflejado en la canasta familiar básica. En abril de 2022, los productos necesarios para la alimentación y subsistencia de una familia, alcanzaron un precio similar al del mismo mes en el 2020, el año más afectado por la pandemia, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censo.

Inseguridad alimentaria llega casi al 40% en la Costa

Actualmente, los cereales y sus derivados, así como las carnes son los elementos de la canasta familiar básica más costosos. El pan, el pollo y los huevos son uno de los principales alimentos consumidos por los ecuatorianos.

De acuerdo con un informe de seguridad alimentaria de la ONU, de diciembre de 2021, el 37.9% de la Costa se encuentra en inseguridad alimentaria y nutricional; mientras que el 33.9% en la Aamazonía y 19.4% en la Sierra. Esto significa una incapacidad para acceder a alimentos en cantidad y calidad adecuada.Bustos explica que la guerra y la pandemia afectan a las familias más desfavorecidas que son parte de la estadística de inseguridad alimentaria y a su vez, no duda que esto repercute también en la desnutrición infantil

¿La seguridad alimentaria está ligada a la Desnutrición Crónica Infantil?

El Secretario Técnico Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil, Erwin Ronquillo, le dijo a Ecuavisa.com que no existe relación entre la desnutrición y la seguridad alimentaria. Explica que este problema no responde a la falta de alimentos sino a la atención en protección social, la cobertura íntegra de salud y abastecimiento de agua potable.

Bustos cree lo contrario, "no hace falta ser experto para entender que empieza una sustitución de alimentos de buena calidad por alimentos de menor calidad y más baratos", explica el consultor de la ONU.

La nutricionista Camila Del Castillo explica que los principales problemas de nutrición de los niños responden a la falta de consumo proteico necesario para el desarrollo. S

La Desnutrición Crónica Infantil (DCI) ha sido un tema de interés para el Gobierno actual y el anterior. El expresidente Lenín Moreno creó la estrategia Ecuador crece sin desnutrición crónica infantil; mientras que el actual presidente Guillermo Lasso creó una secretaría especializada para erradicar este problema.

Ambas administraciones estaban conscientes de la gravedad de la situación del Ecuador ante la DCI: es el segundo país de la región con el índice más alto.

La promesa del Gobierno es reducir la DCI en seis puntos porcentuales hasta el fin de su gestión. En el Informe a la Nación del pasado 24 de mayo de 2022, Lasso dijo que están a punto de entregar un Bono de los Mil Primeros Días, dirigido a 25 mil mujeres embarazadas y que cubrirá las necesidades del menor de edad en camino hasta los dos años de edad.

El Secretario Técnico Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil, Erwin Ronquillo, le dijo a Ecuavisa.com que el objetivo es más ambicioso de lo que dijo el Presidente, buscan llegar a 37 mil mujeres.

Otro proyecto, a la par de ese bono, es llegar a 330 mil hogares durante el 2022, que están ubicados en las zonas rurales del Ecuador. El proyecto inició con la firma de dos convenios con universidades para la identificación de casos que necesitan atención del Ministerio de Salud y del Ministerio de Inclusión Económica y Social.

Del Castillo y Bustos rescatan que en Ecuador, al menos, hay la ventaja de que aunque incrementen los costos de alimentos como el pan, se pueden sustituir por otros: yuca, verde, papa o chochos.