Crónica roja

Tras el cierre de la frontera sur, el tráfico de armas y municiones se ha incrementado

Las autoridades ecuatorianas no descartan que el arsenal que entra por esa frontera ingrese al sistema carcelario.


11 oct 2021 , 19:04

La nueva modalidad de los traficantes de armas es utilizar casas que están en medio de plantaciones para no llamar la atención. Los militares necesitaron un dron para detectar este centro de acopio que tenía 63 armas de fuego, entre fusiles y revólveres, 17 alimentadoras y 2.731 municiones. Se presume que el arsenal era alquilado para crímenes. Éste ha sido uno de los mayores decomisos registrado a inicios de octubre en El Guabo, provincia de El Oro.

"Vimos a una persona de la tercera edad y efectivamente se pierde la situación de la pista. Sobre quien efectivamente está organizando", explicó Richard Quintero, comandante grupo de artillería El Oro.

El Guabo está dentro de la ruta de las armas que vienen desde Perú y arrancan desde aquí en estos improvisados pasos. A lo largo de la frontera Sur hay decenas de puentes irregulares.

Cuando los traficantes son descubiertos cogen piedras, atacan a los carros públicos y se agrupan para intimidar a la autoridad. Pero los militares desmantelan las estructuras de movilidad al quitarles los palos que usan para cruzar.

"Aproximadamente existen 24 pasos fronterizos no autorizados por medio de puentes improvisados pueden pasar motos, inclusive carros", informó Edison Achi, jefe operación brigada infantería El Oro.

La provincia de El Oro comparte 32 kilómetros de frontera con Perú y esa zona es clave para el tráfico de armas.

Ahí los delincuentes se ocultan entre los matorrales y esconden el armamento en diferentes cargas para ingresar al país bajo la modalidad de hormigas, es decir, pieza por pieza.

En Perú existe libre importación de armas mientras que en Ecuador no. De ahí que el mayor decomiso es en El Oro. De enero a agosto de este año los militares han incautado 100 armas, 48 mil municiones y 14 mil explosivos.

Una vez que el cargamento pasa la frontera sur se almacenan en algunas casas que están en los cantones fronterizos, para luego ser distribuido en todo el país sobre todo en Guayas, Pichincha y Manabí.

"No se descarta que las armas puedan llegar hasta Guayaquil y de ahí posiblemente ingresen a las cárceles", agregó Achi.

El tráfico de armas está muy ligado al traslado y distribución de drogas pues los narcos no solo se abastecen de cocaína también necesitan tener armamento pues actualmente existe una guerra entre mafias que se disputan el poder de las calles y del sistema carcelario del país.