Crónica roja

Ataque explosivo en Guayaquil: los sospechosos aún no son procesados por terrorismo y la Policía explica por qué

La Fiscalía tiene abiertas dos líneas de investigaciones. El principal implicado ha entrado y salido de la cárcel como puerta giratoria


18 ago 2022 , 21:04

Han pasado cuatro días desde el ataque con explosivo en el Cristo del Consuelo, en el suburbio de Guayaquil, y la Fiscalía aún no vincula a ninguna persona dentro del proceso que investiga por el delito de terrorismo.

Sin embargo, la Policía ya ha capturado a ocho personas que presuntamente tendrían alguna relación con el atentado que dejó cinco muertos y 17 heridos la madrugada del pasado domingo.

El fiscal del caso dijo el miércoles que no podía referirse al tema, pero el secretario de Seguridad Pública, Diego Ordóñez, explicó este jueves que “hay que precautelar la seguridad de la investigación y de los testigos” y que por eso no se proporciona mucha información.

Con ayuda de peritos de EE.UU. se investiga explosión en el Cristo del Consuelo en Guayaquil

“Lo importante es tener evidencia que pueda ser judicializada”, destacó Ordóñez y aseguró que se están haciendo las investigaciones con todo rigor “para establecer los motivos y los responsables de este hecho”.

Fausto Salinas (i) comandante de la Policía y Diego Ordóñez, secretario de Seguridad Pública, explicaron las acciones que realiza el Estado en Guayaquil.
Fausto Salinas (i) comandante de la Policía y Diego Ordóñez, secretario de Seguridad Pública, explicaron las acciones que realiza el Estado en Guayaquil. ( )

Uno de los ocho arrestados es Darío Chancay, de 34 años, alias ‘Morado’, quien al momento de la detención portaba un grillete electrónico.

Y aunque en su celular se encontró información clave sobre el mortal ataque, aún no se lo incluye en la investigación por terrorismo.

En medio de estado de excepción, policía halla más explosivos en Guayaquil

Fausto Salinas, comandante de la Policía Nacional, explicó que “mientras se desarrolla la flagrancia, se hacen allanamientos y seguimientos que han permitido dar con personas que están vinculadas” a lo ocurrido.

Pero primero se los procesa por las cosas encontradas en su poder, como tenencia de armas o drogas, por ejemplo; “pero la Fiscalía paralelamente investiga las relaciones que tienen con las dos causas abiertas”, que son por asesinato y terrorismo.

Cinco personas muertas y una decena de casas afectadas dejó el ataque explosivo en el Cristo del Consuelo, en el suroeste de Guayaquil.
Cinco personas muertas y una decena de casas afectadas dejó el ataque explosivo en el Cristo del Consuelo, en el suroeste de Guayaquil. ( )

¿Y por qué el principal sospechoso del atentado tenía un grillete?

El 10 de abril de 2022, alias ‘Morado’ fue detenido como sospechoso de un ataque con armas contra siete personas en el sector de Portete. Estuvo preso cuatro meses pero una sala de la Corte de Justicia del Guayas revocó la prisión preventiva.

¿Quién es "Morado", presunto integrante de "Los Águilas" y el más reciente detenido por el atentado en el Cristo del Consuelo?

Dicho órgano judicial ordenó la colocación del grillete electrónico aduciendo, entre otras cosas, que “la petición de prisión preventiva no estuvo debidamente fundamentada” por la Fiscalía pues “carece de motivación”; además recalca que "no se opone la Fiscalía a que se sustituya las medidas”.

Esto permitió que alias ‘Morado’ saliera en libertad seis días antes de la explosión en el Cristo del Consuelo.

La Policía detuvo a Darío Chancay, principal sospechoso en el ataque en Cristo del Consuelo. ( Cortesía )
La Policía detuvo a Darío Chancay, principal sospechoso en el ataque en Cristo del Consuelo. ( Cortesía )

La vida delictiva de Darío Chancay es larga. En los años 2013, 2016, 2018 y 2020 fue aprehendido por robo y receptación de objetos robados, pero salía constantemente en libertad.

En marzo de 2022 fue detenido por receptación de objetos robados y volvió a las calles.

Alias ‘Morado’ ahora está recluido en la Penitenciaría del Litoral y si la justicia no le da nuevamente la libertad podría cumplir una pena de hasta siete años en prisión por tráfico de armas.