Noticias

Beneficios de unión de hecho no son suficientes, según GLBTI


25 ago 2014 , 03:34

Aunque es un avance según grupos GLBTI, aún no les otorga beneficios como pedir un crédito común.

La 'unión de hecho' para las parejas del mismo sexo podrá ser reconocida en el Registro Civil y por lo tanto constará en la cédula de identidad desde el próximo 15 de septiembre. Este cambio les permitirá a los miembros de la comunidad GLBTI tener acceso a una serie de beneficios.

 

Lucía es lesbiana y  lleva once 11 años viviendo con su pareja, pero recién hace dos logró regularizar su 'unión de hecho' en una notaría. Pese al cambio, ni ella ni su conviviente podían acceder a algunos derechos como un crédito común.

 

“Queremos comprar una casa y lo tenemos que hacer cada uno por su lado, que sería mucho más fácil uniendo los dos (sueldos) mensuales y todo eso, tendríamos más accesibilidad a un monto más alto”, comenta.

 

La situación de esta y otras parejas del mismo sexo cambiará en el país gracias a que el 22 de agosto se aprobó una resolución que permite registrar la unión de hecho en la cédula de identidad. Efraín Soria, coordinador de la Fundación Equidad, asegura que esta es una nueva conquista de los grupos GLBTI (Gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales).

 

“Me compro mi casa y que mi casa salga a nombre mío y de mi pareja, me compro el carro y que así estén registrados los dos o si hago un crédito, pueda hacer un crédito solidario entre las dos personas”,  indica Soria. 

 

Aclara además que sin embargo, no es un matrimonio, por lo tanto no incluye todos los derechos: “Lamentablemente no gozamos de los mismos derechos que gozan los demás ciudadanos, como por ejemplo la adopción, que está prohibida por la Constitución”.

 

La resolución 0174 aclara que la 'unión de hecho' no es un nuevo estado civil, es decir, será un dato complementario a la información sobre si la persona es soltera, casada, divorciada o viuda.

 

Para Soria puede existir otro problema aún no contemplado: “Posiblemente haya muchas repercusiones, una es que posiblemente alguien casado, se separe de esa persona, y se vaya a vivir con otra persona y pueda registrar su estado civil casado con... y unido de hecho con...”.

 

La resolución fue aprobada por la Dirección General del Registro Civil, Identificación y Cedulación luego de una reunión que el presidente Rafael Correa tuvo la semana pasada con algunos colectivos GLBTI. La resolución entrará en vigencia el próximo 15 de septiembre.