12 ene 2014 , 08:02

¿Realmente es peligroso despertar a un sonámbulo?

   

Conozca por qué se produce el sonambulismo y estudios recientes sobre cómo sobrellevarlo.

Ocasionalmente, se levanta de la cama en medio de la noche y deambula profundamente dormido o dormida por la habitación, o incluso por el departamento? No es la única: uno de cada cinco niños camina dormido con regularidad y al menos un 40% lo hizo al menos una vez. A medida que crecemos eso ocurre con menos frecuencia, pero entre el 1% y el 2,5% de adultos aún lo experimenta.

Algunos sonámbulos imaginan que están escapando de algo que los asusta. Otros inspeccionan meticulosamente armarios y cajones buscando alguna cosa. Una de las recomendaciones que seguramente habrá escuchado es que es peligroso despertar a un sonámbulo y, que hacerlo, los daña de alguna manera.

Esto no es estrictamente cierto, aunque es verdad que a un sonámbulo no le agrada que lo despierten mientras camina dormido.

Etapas de sueño

No se sabe con exactitud por qué el cerebro de algunas personas les da la orden de caminar cuando duermen, pero sí sabemos bastante sobre qué pasa cuando dormimos.

Durante la noche, el ciclo del sueño atraviesa varias etapas. Comienza con un período de sueño liviano que se torna considerablemente más profundo a los 20 minutos, aproximadamente, y luego se vuelve un poco más ligero otra vez, antes de ingresar en una fase conocida como MOR (movimientos oculares rápidos).

Este ciclo se repite varias veces durante la noche y la fase MOR se hace cada vez más larga, hasta que al llegar la mañana, esta parte del ciclo constituye la parte central del sueño.

En la fase MOR es donde tenemos más posibilidades de soñar. El cuerpo queda paralizado para evitar actuar como en el contenido del sueño, pero el sonambulismo ocurre durante una etapa mucho más profunda.

Un estudio reciente del Hospital Niguarda de Milán, en Italia, examinó las ondas cerebrales de las personas que son proclives a caminar dormidas y descubrió que algunas partes del cerebro permanecen despiertas mientras otras están dormidas. Esto parece indicar que el sonambulismo es causado por un desequilibrio entre estos dos estados.

Es un mito que la gente camina con los brazos extendidos como un zombie, pero sí es cierto que los sonámbulos tienen por lo general la mirada perdida y que es muy difícil llamar su atención.

Los sonámbulos no suelen encender las luces, sino que deambulan por la casa que reconocen de memoria.

También es un mito que los sonámbulos no se lastiman al caminar: es posible que tropiecen si en el camino hay un objeto fuera de lugar o si están en un lugar poco familiar, como por ejemplo si se aventuran a la calle.

Entonces, ¿qué hacer si descubre a una persona cercana caminando dormida?

Para empezar, están tan dormidos que probablemente no noten su presencia, incluso aunque intente despertarlos. Si lo logra, es posible que se desorienten a tal punto que se angustien. Todos hemos experimentado alguna vez esa sensación de profundo desconcierto cuando la alarma del despertador interrumpe un sueño profundo.

Despertar a un sonámbulo no le provocará un ataque al corazón ni lo pondrá en coma, pero lo mejor que uno puede hacer es tratar de no despertarlo y llevarlo cuidadosamente a la cama para que no se lastime.

Seguirá profundamente dormido y es probable que por la mañana no recuerde nada de lo ocurrido.

Noticias
Recomendadas